El Caminito del Rey en bicicleta

Texto
Si no sufrís vértigo pulsar en la imagen para hacer parte del recorrido

El Caminito del Rey es un sinuoso sendero considerado -hasta ahora- el más peligroso del mundo y construido en las paredes de un desfiladero a más de 100 metros de altura entre Álora y Ardales (Málaga). Durante los más de siete kilómetros del recorrido, que tarda en completarse entre 4 y 5 horas, se pasa por un puente colgante a más de un centenar de metros sobre el río Guadalhorce y se disfruta de las impresionantes vistas del desfiladero de los Gaitanes, un cañón natural excavado por el río.

Fue inaugurado en 1905 como acceso para los operarios de mantenimiento de la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro. El Caminito del Rey debe su nombre a que en 1921 el rey Alfonso XIII lo recorrió para asistir a la inauguración de un pantano que potenciaría las actividades de esta empresa energética. El paso del tiempo contribuyó al deterioro del recorrido y progresivamente empezaron a desaparecer las barandillas, se derrumbaron algunas secciones y las vigas quedaron al descubierto, lo que suponía un riesgo que atraía a aventureros de todo el mundo.

Sólo está permitido realizar el Caminito del Rey andando, pero ha habido una excepción; la empresa que gestiona el Caminito del Rey y la Diputación de Málaga concedieron el permiso para poder tomar las imágenes y poder realizarlo sobre una bicicleta. Se trata de una acción especial realizada por un ciclista profesional: David Cachon, que ha sido dos veces campeón del mundo de biketrial y que tiene el récord Guinness de salto al vacío, recorrió el camino en una mountain bike.

Recorrer estos parajes, disfrutar de su belleza, de los buitres y demás aves es una sensación única. Ya sea en familia, con amigos o incluso en solitario es 100% recomendable disfrutar de este recorrido histórico. Aunque tendrás que taparte los ojos en algunos tramos si sufres de vértigo

El tope de visitantes al año es de 300.000 personas, con un máximo de 1.100 al día. En principio, el recinto permanecerá abierto de martes a domingo, excepto los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero, y salvo que las condiciones meteorológicas impidan la visita. Este sendero, rehabilitado por la Diputación Provincial tras décadas de abandono, cerró su primer año de reapertura con más de 300.000 visitantes y un impacto económico de más de 40 millones de euros. Se abrió al público el 28 de marzo de 2015, tras un año de obras y una inversión de 5,5 millones de euros.

Fuente: 20 minutos

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a El Caminito del Rey en bicicleta

  1. Mira por dónde, lo conozco. Hace años estaba de pena y hacer el recorrido suponía jugarse el tipo (había muchos trechos donde ni siquiera existía el firme y había que trepar por vigas que se mecían continuamente). El puente que cruza el desfiladero es una maravilla, un paseo que se disfruta -y sin peligro- salvo que se tenga vértigo.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Lo conozco por vídeos antes y después del arreglo, pero no creo que fuera capaz de aventurarme y hacer el recorrido, y por supuesto de cruzar el puente ni hablar.

  2. Genín dijo:

    Los chinos tienen uno y un puente que el suelo es trasparente, como para hacérselo en cima… 🙂
    Salud

  3. Calandra dijo:

    No sólo va en bicicleta sino que encima lo hace a toda velocidad.

  4. Ester dijo:

    Lo conocí cuando estaba en mal estado, entonces no lo pasé. No sabía de su rehabilitación, pero ahora buscaría otra excusa para no pasarlo. Un abrazuco

  5. trimbolera dijo:

    Precioso, pero me da vértigo aquí sentada.

  6. Ligia dijo:

    Quita, quita… Ni amarrada cruzo yo ese caminito, ja, ja… Muy bonito de ver, pero caminarlo ya es otra cosa… Abrazos

  7. Frajayo dijo:

    Bajo mi punto de vista, “recorrer estos parajes, DISFRUTAR DE SU BELLEZA, es imposible cuando te atenaza el vértigo. Yo lo pasaría, completamente agarrotado, pegada la espalda a la pared, y dando pasitos de lado; aunque quizá, y pensándolo mejor, lo recorrería cara a la pared, así evitaría la llamada del abismo, y con paso al bies… Me duraría una eternidad el intento y lo pasaría francamente mal…

  8. Yo sí pasaría el puente, pero los siete kilómetros son mucho para mí, no por el vértigo, sino por la distancia. Y no se si os habéis fijado que por debajo se ve en algunos tramos el antiguo camino.

  9. Ostras pues sí da vértigo no sé. Aunque si no es peligroso sí lo haría. Parece precioso.
    Besos.

  10. Conmigo no cuentes, jajaja.
    Un abrazo.

  11. Tawaki dijo:

    Lo vi hace unos años, antes de la rehabilitación, pero desde abajo, y ya daba miedo. No sé si es el más peligroso del mundo, pero creo que en China los hay peores, además del reciente puente de cristal al que os referís, que por cierto han tenido que cerrar.

Los comentarios están cerrados.