Casa Museo de Son Marroig

Son Marroig
Fotos propias se pueden ver más grandes.

Son Marroig, catalogada como Bien de Interés Cultural, fue una de las propiedades del archiduque Luis Salvador de Austria (1847-1915) en la sierra de Tramuntana.

La casa museo se creó en 1927 con el fin de preservar y divulgar la emblemática figura de este gran viajero enamorado de Mallorca. Contiene libros, dibujos y efectos personales del Archiduque, una colección de obras de pintores mallorquines, entre los que destacan Antonio Ribas Oliver y Antonio Ribas Prats, y vitrinas con antiguos collares, objetos fenicios y cerámica griega y romana, encontrados en Mallorca.

En sus jardines merece la pena detenerse en un templete jónico de mármol de Carrara, desde donde se contempla una de las panorámicas más bellas de la costa norte mallorquina, incluida Sa Foradada, u imagen es captada por miles de cámaras cada día y ha sido inspiración para múltiples artistas, como Joan Miralles, Erwin Hubert o Antoni Ribas. Es uno de los accidentes geográficos más conocidos y curiosos de la isla, con el peculiar agujero en la roca («forat», «foradada», agujereada) que le da nombre. Son Marroig es sede del Festival Internacional de Deià desde 1978.

Templete jónico
Templete jónico de mármol de Carrara.

Anecdotario : La tradición dice que el último cautivo hecho por corsarios en Mallorca fue una mujer de Son Marroig, capturada a finales del siglo XVIII.

El famoso mirador de Son Marroig es un templete de mármol de Carrara y fue construida por el Archiduque imitando lo que hay encima de la isleta del jardín Pallavicini, en Pegli, cerca de Génova, que a su vez imita el tholos griego. Se levanta sobre una base circular de cuatro escalones y consta de ocho columnas jónicas.

Julio Cortázar habla de Son Marroig en su novela El rayo verde.

La vestimenta del archiduque llamaba la atención por su austeridad y su suciedad, llevaba siempre la misma ropa y gorra, habitualmente llena de manchas, lo que causaba mucho desconcierto a quienes le visitaban, pues le solían confundir con sus criados.

Busto del Archiduque Luis Salvador de Austria
Busto del Archiduque Luis Salvador de Austria.

Se cuentan múltiples anécdotas y entre las más populares destaca la siguiente: Subía una vez el Archiduque a pie hacía Valldemosa por el desfiladero que le antecede y se encontró con lo que era muy corriente en los carros cargados de la época y que el esfuerzo era superior a la capacidad de las caballerías y se caían, no pudiéndose levantar sin ayuda. En esta ocasión el carretero solo no podía con el caballo y le pidió ayuda. Luis Salvador solícito se remangó y le prestó la ayuda necesaria, de forma que el carro pudo continuar su camino. El carretero entonces agradecido le dio unas monedas de propina para tomarse una copa. Se cuenta que el Archiduque enmarcó esas monedas y las colgó en su casa y relataba siempre que era el único dinero que había ganado en su vida.

El Archiduque llegó por primera vez a Mallorca en el año 1.867 con la idea de escribir un libro sobre los escarabajos. En 1.871 volvió a la isla para retomar sus investigaciones y en 1.872, cuando compró la posesión de Miramar, quedó definitivamente vinculado a la isla. Posteriormente fue adquiriendo las demás fincas de los alrededores ubicadas entre Valldemossa y Deià, como son Son Moragues, Sa Pedrissa o, de la que
hablamos, de Son Marroig.

Fuentes consultadas : Wikipedia, arts Mallorca, Mallorca Treasure Blog, fabian.balearweb.

Esta entrada fue publicada en Mallorca y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Casa Museo de Son Marroig

  1. Ester dijo:

    Cuando viajas estudias, creo que sabes mas cosas que los propios lugareños, estás tan bien informado que es un placer leer la historia con leyenda incluida, ya no te pido que me cuentes un cuento el de las abejas me gustó. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester Antes de ir a un sitio suelo informarme un poco, pero de verdad cuando aprendo es a la vuelta, consulto mucha información leo mucho y en la mayoría de ocasiones tengo que extractar, para poder publicar algo, que se me quedan cosas interesantes sin publicar o me repito.
      Un abrazo

  2. Calandra dijo:

    El gato se habrá dormido esperando a que los camareros le sirvieran algo de comer en ese restaurante.

  3. trimbolera dijo:

    Todo precioso. En esa cama hay mucha faena para quitar el polvo. El templete está en el mejor lugar y el gato … anda que no sabe !!

    • unjubilado dijo:

      trimbolera A la cama y al templete no podíamos acercarnos y con respecto al gato al acercarme para hacerle la foto abrió un ojo y se movió ligeramente para acomodarse mejor. Pensaría que yo era de fiar.

  4. Pues no lo conocía. Ese mirador es una preciosidad, mal no vivía el hombre.
    Besos

    • unjubilado dijo:

      Crónicas de una Española en Viena Esto son excursiones programadas, pero si vas solo normalmente te las saltas sin darte cuenta y la verdad es que si te van explicando un poco la visita merece la pena.

  5. Ligia dijo:

    Un personaje curioso el archiduque… El mirador tiene su encanto y el gatito, una monada. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Del archiduque hay una versión oficial que es la que yo os he insinuado, pero hay otra más enrevesada, que dice que tuvo varios amantes, una Catalina Homar, una payesa mallorquina vital y despabilada que se dejó querer por ambición y por ayudar a su familia, una turbulenta relación que duró años.
      Hay que recordar que en el viaje que hace a Tierra Santa, además de Catalina, –antes de que ella le pusiera los cuernos– acompañan al príncipe Eugenia Czermak, checa; Ana Ripoll, joven de Deià de excepcional hermosura que de aquella excursión salió preñada; Carina, una esclava negra a la que liberó y que entre la tripulación dio mucho juego, y una exuberante veneciana que volvió loco a su alteza, Antonietta Lazerotto. Todas ellas competían con sus artes amatorias y se odiaban según fueran los favores del «sultán»´, pero siendo todos y todas infieles con todas y todos.
      Como verás hay mucho que no se conoce o no quiere divulgarse.
      Abrazos

  6. Jesus dijo:

    Quien puede siempre elige los mejores lugares para vivir. Lo de los turistas que se quedan ya viene de lejos, empezando con Fenicios y Tartesos.

    • unjubilado dijo:

      Jesus Siempre es así y siempre lo será. En Broto en una parcela al lado de la mía hay un matrimonio holandés que pasa seis meses en su tierra y otros seis en Broto, aunque en ocasiones hace un viaje durante más de un mes a ver a uno de sus hijos en Nueva Zelanda.

  7. genín dijo:

    Te has empollado total, como debe ser… 🙂
    Salud

  8. Lo que no sabemos es si el archiduque vendió esta finca a Mallorca o si lo hicieron sus descendientes.

  9. Tawaki dijo:

    Muy interesante la casa y las colecciones, pero me quedo con la anecdota de las monedas. Que grande!

Los comentarios están cerrados.