25.000 abejas tras el pladur de su casa

Un enjambre de 25.000 abejas llevaba viviendo dos años en la pared de una casa de Alcalá de Henares

Un albañil dio una pista importante al apicultor que las halló, pues oía constantemente zumbidos en el edificio.

25.000 abejas tras el pladur de su casa
Pulsa en la imagen para ver el proceso

Nada parecía alterar la rutina doméstica de una casa de Alcalá de Henares hasta que un apicultor se encontró con una sorpresa: 25.000 abejas zumbando en secreto escondidas entre el ladrillo y el pladur de este salón.

Han sido dos años conviviendo con ellas, sin saberlo. A pesar de que la pared alcanzaba temperaturas extremas. Todo empezó con la llamada de alerta de un vecino. El árbol de una parque cercano a la casa tenía un enorme enjambre.

Lo retiraron, pero allí no había ni rastro de la abeja reina. Un albañil dio con la clave: oía zumbidos en el edificio. Desde entonces, este apicultor no paró hasta dar con el paradero de la reina. Ahora aloja a todas las abejas en un colmenar. Los dueños siguen sin creerse que hayan hospedado a estos 25.000 inquilinos en casa.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a 25.000 abejas tras el pladur de su casa

  1. Calandra dijo:

    Pues no debían de ser malos vecinos cuando tardaron tanto en enterarse que los tenían en casa.

  2. Ester dijo:

    Ahora tiene una casa de miel, que dulce. ¿Alguien se anima a escribir un cuento? Un abrazo

  3. trimbolera dijo:

    Mi hijo tenía avispas en el hueco de la persiana, sacó una bola del tamaño de un balón.

    • unjubilado dijo:

      trimbolera A mi me pasó algo parecido en Broto, en el garaje. Entraban por las tejas y entre ellas y el falso techo habían empezado a montar su propia colmena de avispas. Me di cuenta al oír el zumbido, aunque de momento no localicé el sitio en el que estaban. Hasta que con paciencia logré ver por donde entraban. Habían hecho ya una especie de bola del tamaño de un puño.

  4. Jesus dijo:

    Abejas okupas, lo que nos faltaba por conocer.

  5. Qué pasada! Me parece fortísimo, jajaja. Qué miedo, por Dios.
    Besos

    • unjubilado dijo:

      Crónicas de una Española en Viena ¿Miedo? Te imaginas un cartel en tu tienda, en alemán por supuesto, que dijera «Miel de la capital de España, miel de Alcalá de Henares, declarada Ciudad patrimonio Mundial por la Unesco en 1998»
      Seguro que acudían como moscas atraídos por la miel.
      Besos

  6. Todavía no he bajado las persianas de las terrazas, pero siempre lo hago con miedo por si acaso tienen okupas.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen En Broto no tengo ese problema, ya que no hay persianas, pero si entre la contraventana y los cristales de las ventanas, especialmente en una habitación que prácticamente no se usa.

  7. Tawaki dijo:

    Pobres abejas, con todos los males que las aquejan ultimamente solo faltaba que las desahuciaran. Esperemos que les guste su nueva ubicacion.

Los comentarios están cerrados.