Que no te la den con queso

queso y vinoTodos habremos oído en algún momento una expresión como esta o muy similar, es cuando queremos advertir a alguien de que no sea víctima de un engaño o si alguien trata de engañarnos decimos que quiere “dárnosla con queso“. Pero probablemente pocos sepan de donde viene este dicho.

Esta expresión tan utilizada en estos casos, procede de una trampa de los bodegueros a los compradores de vino al por mayor, pues antes, cuando un vino no era de buena calidad, se tenía como costumbre ofrecer un poco de queso para “acompañar” aunque la verdadera razón era enmascarar la pobre calidad de los caldos.

Siempre se ha creído que acompañar una degustación de queso con un buen vino era lo ideal, ya que los mejores manjares suelen maridar con buenos tintos o blancos, y sentíamos en nuestro paladar tanto el sabor del vino como el del queso, una combinación deliciosa. La realidad es que consumir queso antes de catar un vino disminuye la capacidad de percibir el sabor del vino.

Un grupo de expertos americanos nos explican que las proteínas del queso limitan el poder de degustar otros sabores. Según dicen, un buen queso enmascara el sabor original del vino, y siempre nos parece bueno, ya que la grasa que contiene el queso bloquea las moléculas del sabor del vino, sean quesos suaves o fuertes.

La conclusión a la que han llegado este grupo de expertos es que hay incompatibilidad entre los dos productos y el bodeguero acababa engañando a los compradores con vino de garrafa y estos terminaban comprando ese género al mismo precio que el de mayor calidad.

Esta entrada fue publicada en Historietas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

24 Respuestas a Que no te la den con queso

  1. Por algo los franceses lo toman al final de la comida.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Ya decía yo que el vino en París no me terminaba de convencer.
      – Jubi, que no lo llegaste a probar, te conformabas con unas cervezas cuando tenías sed o estabas comiendo.

  2. Jesus dijo:

    Justamente hace una semana que me lo contaron. Pues a mi me encanta un buen queso fuerte con un buen rioja. Cuando mis hijos eran pequeños, en agosto mi esposa se negaba a cocinar cenas. Los peques se bajaban con sus amigos, siempre cenando de bocadillos y nosotros prácticamente cenábamos patés y quesos de todas las variedades sobre tostas, y no nos cansábamos en todo el mes, era delicioso, y acabamos la mar de alegres.

    • unjubilado dijo:

      Jesus Yo esto del queso y el vino lo conocía hace mucho, pero en un momento dado se me ocurrió buscar la información que existía en la red. No me terminan de gustar los quesos fuertes, y hasta hace poco ni siquiera los suaves, los únicos que comía en ocasiones eran los que yo llamaba de plástico sin sabor ni olor, tampoco he sido un gran bebedor de vinos.

  3. Ester dijo:

    En mi casa siempre se ha servido de postre antes de los dulces (éramos muy tragones) Soy muy quesera me gustan todos los quesos y con cualquier plato, y con un rioja o un somontano también.

  4. mjesus dijo:

    No lo sabia ero tiene logics
    geacias tengo tema de debate
    hn abrazo

  5. Genín dijo:

    Es uno de mis manjares preferidos, cambio por pocas cosas un buen queso de mi gusto, pan de pueblo y con un buén Rioja, tinto, claro 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Yo he preferido una buena rebanada de pan de pueblo, de los que se hacían antes de casi cinco kilos que duraban una semana y no se ponían duros, con un buen filete de jamón serrano, que a mis 14, 16 años decía que lo habían cortado con astral (hacha) y era con lo que me recibían en el pueblo de mi padre cuando iba los tres meses de vacaciones escolares.
      Yo sacaba mi navajica y cortaba un cachico de jamón y otro de pan, y de vez en cuando engañaba a mi tío para que me dejara beber vino de la bota a gargalé, por supuesto de su cosecha, de poca graduación.
      Saludos

  6. Calandra dijo:

    No conocía esto pero dado que no tomo vino, me quedo con el queso que ese si me gusta.

  7. Magda dijo:

    Pues yo no sabía el origen de la expresión, muy interesante, Jubi, y es que la picaresca del comercio ha existido siempre.

    Mira por donde justo vengo ahora de comprar un tinto rioja.

  8. Sara D. dijo:

    Muy interesante, desconocía esa trampa…. y me has estimulado el apetito : )
    Un beso con anís dulce.

    • unjubilado dijo:

      Sara D. Es que ahora es tu hora de comer, la mía ya casi es de acostarme, hago como las gallinas, me acuesto muy temprano.
      Un beso con sabor a vino de rioja.

  9. Ligia dijo:

    Yo, vino bebo poco. Y el queso, lo prefiero tierno, aquí en las islas hay algunos muy buenos. Los quesos muy curados no me gustan. Está muy bueno el origen de la expresión. Abrazos

  10. Laura. M dijo:

    Pues está muy rico y si es con una torta del Casar para relamerse 😉
    Un beso.

  11. Desconocía la estratagema.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Yo en este caso concreto la conocía hace mucho, me enteré en cierta ocasión en una de las meriendas en el trabajo, pero hasta hace poco no se me había ocurrido buscar si realmente existían estos datos en la red.

  12. Tawaki dijo:

    Lo conocía, y de hecho procuro no mezclar el queso, que me encanta, con un buen vino. Me gusta tomar ambos, pero por separado.

Los comentarios están cerrados.