Érase una vez…

Aunque empiezo como un cuentoMelissa Mainier de Harrisburg, Pennsylvania sabía que quería ser enfermera.

Melissa Mainier

Lo que ella no sabía era cómo iba a pagar las clases. Así que decidió pedir un préstamo considerable.

El plan de Mainier para devolverlo era, «Trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo», dijo.

No creía que iba a ver el fin de la devolución de su préstamo.

Y ese es el agujero que Mainier estaba tratando de devolver. En esto un caballero de la triste figura… perdón que me empiezo a liar. Decía que un caballero muy mayor entró en el restaurante donde trabajaba.

Benjamin Olewine es un habitual en el restaurante Peachtree. Él conoce todas las camareras, una vez que había comido, pidió la cuenta y… pero mejor veamos el vídeo, pulsando en la imagen.

Crédito : cbsnews.com, subtitulado por Upsocl.com

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Érase una vez…

  1. Ester dijo:

    Encontrarse con un filántropo es un milagro, andan escasos. Una bonita historia, dos buenas personas y tú que siempre andas al lado de las noticias del mundo. Un abrazo Emilio

    • unjubilado dijo:

      Ester Efectivamente los benefactores son mas escasos que el caviar iraní en la mesa de un pobre. Pero de vez en cuando se pierde alguno y aparece en algún sitio donde se necesita.
      Pero con la edad que tiene… nació en 1921, a mi no me llegan los dedos de la mano para contar su longevidad.
      Abrazos

  2. Una bonita historia… pero que traducción más mala en los subtítulos.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Así es, en cuanto a la traducción lo único que puedo aportar aparte de darte la razón, es contestar como ellos se autodefinen.

      Upsocl es la unión de dos palabras: “up”, arriba en inglés y nuestra propia versión de la abreviación de “social”.
      ¿De donde somos? Nos preguntan con frecuencia de donde es Upsocl. Si bien, por el momento trabajamos desde Chile, Colombia y Panamá, para ser justos Upsocl le pertenece toda la comunidad hispano parlante.
      Así que con esta mezcolanza no te extrañes de nada.

  3. Jesus dijo:

    Estas situaciones desde luego no son habituales, pero estoy seguro que se dan mas de una vez. Además estaba viendo el otro día la lista Forbes, y la verdad, para que querrán tener tantos miles de millones. Hacer felices a las personas solucionando los problemas monetarios tiene que ser una gozada y una satisfacción personal impresionante, sin entrevistas, claro.

    • unjubilado dijo:

      Jesus Todos esos que tienen una fortuna declarada superior a 1.000 millones de dólares son unos insolidarios.
      Fíjate el pobrecico Amancio Ortega (propietario de Zara), con solamente 64.500 millones, es como para darle limosna.
      Y además hacen a sus hijos unos vagos, ya que yo con esa fortuna, estaría en cualquier sitio menos trabajando cuarenta años para que me paguen una miseria de pensión, aparte de que, dentro de 50 años todos calvos.

  4. trimbolera dijo:

    Muy bonito, de verdad que reanima a cualquiera.

  5. Genín dijo:

    No me abre el vídeo, volveré mas tarde… 🙁
    Salud

  6. Calandra dijo:

    Algunas personas tienen mucha suerte, con gente así no se tropieza uno todos los días y lo mas normal es que nunca en la vida.

  7. Sin duda la felicidad de este hombre, que tanto ha conseguido, se halla en facilitar la vida al prójimo. Un loable y pingüe negocio del que obtiene el mayor beneficio: la satisfacción personal.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Ese es el mayor beneficio que normalmente obtienen todos los generosos bienhechores en todo el mundo, la enorme satisfacción de haber alegrado al vida a un ser humano.

Los comentarios están cerrados.