Spain is different

Un pueblo alicantino recupera el carro de caballos para recoger la basura

El objetivo de esta iniciativa, que ha sorprendido a vecinos y visitantes, es reducir costes sustituyendo los camiones de recogida por los equinos.

En el pequeño pueblo de Monforte del Cid (Alicante) vuelve a escucharse el sonido del relincho. Con una población que supera los 7.000 habitantes, este “nuevo” vehículo, denominado Hipomóvil, dará servicio al casco histórico del municipio, en el que reside un 25% de sus vecinos.

Urtain, un caballo de tiro, será el “motor” de este carro que, lejos de parecerse a los antiguos carromatos, tiene incorporados paneles solares que alimentan un sistema de luces -por si tiene que trabajar en horario nocturno- y hasta una conexión de USB destinada a cargar dispositivos móviles.

Si no fuera por los chalecos reflectantes que llevan los empleados del ayuntamiento cualquiera diría que hemos retrocedido en el tiempo.

Y es que 50 años después el carro de la basura vuelve a recorrer las calles de Monforte del Cid porque volver al pasado es 200.000 euros más barato y además más ecológico.

Si Urtain se pusiera enfermo o tuviera un “accidente laboral”, esta iniciativa ha previsto un equino suplente, Carretero. Estos animales están preparados para arrastrar hasta 2.000 kilos. El ayuntamiento prevé que se superarán por poco los 1.000 entre el peso del carro y de la basura recogida. Y como está todo previsto llevará una cuña para no ensuciar mientras limpia las calles.

Monforte del Cid se convierte así en el primer pueblo de España en volver al carro de la basura tirado por caballo para ahorrar.

Una forma de regresar al pasado pensando en el futuro.

Fuentes consultadas :
Público.es
ABC

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Spain is different

  1. Ester dijo:

    Bueno en principio me parece bien. Si los vecinos lo aceptan yo tambien. Te enteras de todo jeje

  2. La próxima, farolas de gas. Y como les dé por hacer regresión en el Centro de Salud… Algo berlanguiano sí es.
    He leído por allí que el mantenimiento del servicio habitual de basuras les costaba 400.000 euros, que me parece una barbaridad in-com-pren-si-ble y da para pensar hasta mal del manejo presupuestario en ese municipio.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Pues mira, no sería mala idea, como llevar la canalización de gas natural a cada farola iba a ser muy costosa, una bombona de butano sujeta con cuerdas al fanal sería suficiente para hacer de depósito para poder ver en las noches oscuras… ya que si hay luna no se iban a encender, ¿para qué? ¿para derrochar el dinero de los contribuyentes?

  3. Genín dijo:

    Si, lo he visto en el telediario, lo hacen en mas sitios en Europa, seguramente tendremos que acostumbrarnos a dar pasos atrás que hoy día son adelante… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Vamos a tener que informarnos en nuestros respectivos pueblos si van a utilizar este método para alquilar las parcelas, para que pasten los equinos, así cobramos dinero y no tenemos que gastar para cortarlo… y además nos la abonarán con buen estiércol.
      Saludos

  4. Calandra dijo:

    Lo vi en la tele y no me parece justo para el caballo al que le hacen tirar por un peso enorme. Al final siempre pagan los animales.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Los animales siempre se llevan la peor parte, en el caso de animales salvajes el hábitat se les va recortando con lo que se quedan sin tener suficiente espacio para vivir, el problema de las ballenas, que hay países que en aras de un “interés científico” las van diezmando, focas en Canadá, elefantes en la India…

  5. Ya solo falta que los que retiran la basura les regalen a los “clientes” hornazos por Navidad, como hacían aquí antiguamente los basureros. Es decir, que ellos consideraban que se les hacía un favor dándoles la basura y correspondían con ese regalo.

  6. Jesús dijo:

    Al precio de los combustibles, volveremos al tranvia tirado poor caballos.

Los comentarios están cerrados.