Transporte en Praga

Unjubilado esperando al conductor y demás acompañantes
Unjubilado, esperando al conductor y demás acompañantes femeninas

La principal manera de desplazarse por Praga es con el tranvía ya que se tiene acceso al centro de Praga y lugares, donde los autobuses no entran. Los tranvías en el centro de la ciudad están en servicio durante todo el día y la noche.

Tranvías nocturnos : Durante la noche (a partir de medianoche hasta las 4,30 a.m.) operan las líneas nocturnas – números 51 a 59. Cada parada tiene el horario de los tranvías.

Otra forma de desplazarse es en metro, inaugurado en 1974, el Metro de Praga cuenta con 3 líneas y 53 estaciones.

Aunque no está totalmente extendido por la ciudad, en combinación con los tranvías hace posible desplazarse por toda Praga.

En esta imagen veremos el plano de tranvías y metro, y al igual que la primera imagen también se puede ampliar.

Plano de transporte en Praga

Por supuesto hay otros medios de transportes mas individuales y/o turísticos, para ello veremos estas diapositivas. Avance manual y preferiblemente verlas a tamaño completo.

Esta entrada fue publicada en Praga y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Transporte en Praga

  1. Genín dijo:

    Las tías estarían jugando dentro de la limusina … 🙂
    Salud

  2. ¿No está el caballito de San Fernando?

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Por supuesto, ¿no se me ven los zapatos cada día que pasa un poco más desgastados?, creo que aquí ya se me salían los calcetines por las suelas.

  3. Ligia dijo:

    Pues yo esa limusina no la ví cuando estuve, ja, ja… Abrazos

  4. Jesús dijo:

    Las tres ciudades con metro que mas visitaba de trabajo, Lisboa, Milan y Roma, hubo un tiempo que dominaba las lineas de metro, y es fabuloso para desplazarte cuando las conoces.
    Nos planteas gran variedad de sistemas. El tenerlo estudiado de antemano, como me consta, seguro os facilitó mucho aprovechar el tiempo y no perderte nada. Muy buen reportaje jubi.

    • unjubilado dijo:

      Jesús Yo lo que dominaba perfectamente en mi época de estudiante en los cursos que tenía que seguir para acceder e ir subiendo en la empresa donde trabajaba era el metro de Madrid, aunque también me movía mucho en coche ya que lo aparcaba al lado de donde vivía, calle Conde de Peñalver.

  5. No sabes tú ná, Jubilado. En limusina y en buena compañía…

  6. mjesus dijo:

    Me parece logico, bonito, desestresante, motivador asi no hay problema ni de aparcar y de conducir

    una pregunta, no se si repites visita para los comentarios por eso no se donde lo debo hacer
    UN ABRAZO

    • unjubilado dijo:

      mjesus Yo con esa limusina la aparco delante del congreso de los diputados, y a ver quien se atreve a decirme que la quite.
      Por supuesto que repito visita para leer la contestación a los comentarios que hago en los distintos blogs.
      Un abrazo

      • mjesus dijo:

        oido cocina
        Me encanta tu aparcamiento , pero imagina que sancan la alfonfra roja y no eres quien piensan que es jajjaja.
        un abrazo

        • unjubilado dijo:

          mjesus Eso no es ningún problema, uno tiene mucho mundo recorrido y aunque yo no fuera el esperado podría decir que me mandaba a esperarle algún político de los gordos para pasar la noche de juerga, (no quiero dar nombres), verías como se callaban y mientras lo comprobaban yo me tomaba tan ricamente una cerveza en el bar del congreso.

  7. Calandra dijo:

    Esas limusinas me parecen una horterada, y si encima van tan adornadas, peor.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Horterada o no, tiene que ser una gozada que te lleven por las calles más céntricas de Zaragoza, aunque sea solo y a buscar un bote de pintura y una brocha para hacer una chapuza en casa.

  8. Tawaki dijo:

    A mí no me importaría ir en la limusina, aunque me gustan más los coches antiguos que vi llevando turistas por la ciudad. Yo hice uso de mis piernas, que además resulta barato y puedes pararte en donde quieras…

    • unjubilado dijo:

      Tawaki En ese caso ya fuimos seis más los que utilizamos el coche de San Fernando (un rato a pie y otro andando), exceptuando en nuestro caso la subida al castillo que la hicimos en tranvía.

Los comentarios están cerrados.