La primera multa por exceso de velocidad

Morris y Salom en 1894 con ElectrobatCorría el año 1899 en EEUU… bueno eso de correr es un decir, ya que hasta los peatones le adelantaban, pero vamos a la noticia.

La primera multa por exceso de velocidad a un vehículo en Estados Unidos, fue el 20 de mayo de 1899 en la ciudad de Nueva York y se aplicó a un taxi eléctrico, conducido por Jacob German. La sanción fue realizada por un oficial de policía de la gran urbe, el cual curiosamente se movía en bicicleta y descubrió que la unidad iba a una velocidad inaceptable, estimada en 12 mph (19 Km/h). (Adivina como la mediría)

Aunque suene raro resulta que en 1894 dos inventores (Henry Morris y Pedro Salom, los de la imagen) pudieron crear el primer vehículo eléctrico de la historia. Después de ciertas mejoras que le hicieron al prototipo, produjeron una docena de unidades y lograron vender el concepto a Isaac Rice, quien con ellos formó una compañía de taxis llamada Electric Vehicle Co., que fue muy exitosa en esa época, pues para el año 1899 ya contaba con 60 unidades que daban servicio a la ciudad de Nueva York. (Pero claro, esto no era negocio para las petroleras así que todo quedó en una anécdota)

Llamados “Electrobats”, estos vehículos verdes eran pesados y lentos de acuerdo con estándares modernos; sin embargo usarlos era un lujo comparado a moverse en una carreta impulsada por un caballo.

Fuente : http://noticias.espanol.autocosmos.com
Imagen de wikipedia, de dominio público.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a La primera multa por exceso de velocidad

  1. Cuando he visto el título del post en mi blogroll, he pensado que eras tú el que te habías puesto a echar carreras.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Nunca me han puesto una multa por exceso de velocidad. Bueno, en realidad al principio cuando se empezaron a implantar los radares me pusieron una en Zaragoza capital, que recurrí y no tuve que pagar.

  2. Laura. M dijo:

    Cuando pasó a su lado y lo adelantó supo a que velocidad iba 🙂 Un día de lluvia esos cacharros no se podían sacar de casa.
    Un beso

    • unjubilado dijo:

      Laura. M Seguro que al adelantar al guardia, casi se lo lleva con el aire que provocó. Los día de lluvia los utilizaban para lavar el coche por dentro, ya que estaciones de servicio no creo que hubiera muchas.
      Un beso.

  3. Jesús dijo:

    En la carrera del domingo pasado en Canada crei oir que se habia alcanzado los 337.5 k/h
    Menos mal que no estaba el poli de la bicicleta, sino se pone morado.

    • unjubilado dijo:

      Jesús Pues no creas que es tanto, es lo que alcanzaba yo con el seiscientos subiendo las cuestas 33,75 km/h y entonces al de la bici ya lo dejaba atrás.

  4. Ester dijo:

    Aquí uno se entera de todas las noticias, aunque sea de las de hace mucho. Curioso. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester Aquí se tocan todos los temas, ya que en cierta ocasión alguien me dijo que «en la variedad está el gusto y desde entonces mis papilas gustativas las tengo atrofiadas y no distingo las noticias interesantes de las que no importan a nadie.
      Saltos y brincos que me la estoy ganando.

  5. mjesus dijo:

    Jubi eres autentico libro de enseñanza pero tiene una logica la denuncia por el peligro los que andaban solo con las piernas, entiendelo.
    un abrazo

    • unjubilado dijo:

      mjesus Seré un libro de enseñanza de esos antiguos que no tenían ni una sola figura para hacerse una idea de lo que trataban de enseñar.
      Un abrazo

  6. Calandra dijo:

    Pues si ese policía se diera una vuelta hoy en día por nuestras ciudades tendría que hacer horas extras para poner multas.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Y lo peor es que cada vez se respeta menos el código de circulación, aunque yo vivo en un urbanización, la vía Hispanidad que da acceso a nuestras viviendas se considera la más peligrosa de todo Zaragoza.
      El sábado un enorme autobús entraba a nuestras casas, traté de decirle que no podía dar la vuelta así que tendría que echar marcha atrás, ni me abrió la ventanilla para escucharme.
      Cuando volvimos de hacer las compras, nos encontramos con la puerta de entrada a nuestro recinto doblada y sin poder moverla, había sido el autobús que no pudo controlar el vehículo y se la llevó por delante.
      Ya veremos cuanto tiempo nos encontramos con la puerta rota.

  7. Nélida dijo:

    ¡Qué dato más curioso!
    Parece casi anecdótico.
    Y yo también me pregunto » cómo lo mediría» 🙂

    Beso.

    • unjubilado dijo:

      Nélida Los americanos de EEUU, cuando no tienen algún artilugio para poder controlar la infracción, la controlan según el criterio del agente, de ahí que hasta hace poco para controlar si una persona iba bebida le olían el aliento y le hacían una serie de pruebas entre ellas, andar por encima de una línea sin salirse, mantenerse erguido con una pierna y en caso de duda a la trena, que para eso ellos son los agentes.
      Besos

  8. muy interesante.
    imaginense ahora con los autos velocez, creo que todos seriamos infraccionados.

Los comentarios están cerrados.