El inodoro que hundió un submarino

Modelo VII
Pulsar para verlo con más detalle. Modelo VII. Imagen de Wikipedia con licencia Creative Commons

– Jubi, no me digas que alguien con mala uva, cogió un retrete y se lo lanzó al submarino.

Calla y lee incordio. Todos sabemos que es, un submarino, es aquel navío que puede sumergirse bajo el agua, siendo capaz de navegar bajo su superficie. Los hay de muchos tipos, pero nos vamos a centrar en el de la imagen, es un submarino alemán U-1206 del Tipo VII submarino de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

La flota de submarinos fue una de las armas más temidas del ejército nazi, sobre todo en los primeros años de la Segunda Guerra mundial. Sin embargo, la vida a bordo de estas naves era muy dura y peligrosa, ya que su diseño era todavía muy deficiente.

Así, a diferencia de lo que ocurría con los submarinos estadounidenses y británicos, los alemanes solo disponían de dos retretes que únicamente podían ser usados cuando navegaban cerca de la superficie.

El 6 de abril 1945, un submarino de la marina de guerra alemán, el U-1206 partió de la ciudad portuaria de Kristiansand, en Noruega ocupada por los nazis, y comenzó su primera patrulla de combate.

Asignado a las aguas del Atlántico Norte, su misión era buscar y destruir las naves británicas y estadounidenses en alta mar. La vida de la tripulación en los submarinos de este tipo, no era excesivamente peligrosa, aunque si incómoda, ya que el espacio era reducido, y los baños no eran una excepción.

La mexcla del agua salada y el ácido de las baterías hizo que tuvieran que salir a la superficie

La mexcla del agua salada y el ácido de las baterías hizo que tuvieran que salir a la superficie

Sólo había dos aseos y uno al lado de la cocina, pero ese espacio se utilizaba a menudo para almacenar alimentos y en esa misión el ​​inodoro no estaba disponible, lo que significaba que toda la tripulación tenía que compartir el otro baño.

Los sistemas de ventilación de los submarinos alemanes de la Segunda Guerra Mundial eran notoriamente insuficientes, lo que significaba que, incluso en las mejores circunstancias, el aire estaba enrarecido con el humo del diésel, los olores corporales… Y cuando los baños no estaban disponibles y todos esos cubos y latas se llenaban a rebosar el hedor era insoportable.

La instalación de cañerías en los submarinos alemanes de la época difería de los submarinos estadounidenses y británicos en un aspecto importante: Los inodoros alemanes descargaban su contenido directamente al mar, en lugar de en un tanque séptico. No tener este depósito ahorraba un espacio valioso, pero tenía un precio. Los baños sólo se podían utilizar cuando el submarino estaba navegando o cerca de la superficie. Cuando se sumergía el submarino, la presión era demasiado grande para que los baños eliminasen los residuos. Si la naturaleza te llamaba en tales circunstancias, los miembros de la tripulación tenían que utilizar cubos, latas o cualquier otro recipiente que tuviesen a mano.

Por ello, los ingenieros alemanes decidieron diseñar un sistema de sanitarios de alta presión, para que los retretes pudieran funcionar a grandes profundidades. El primer submarino en incorporar esta mejora fue el U-1206, que se enfrentó a su primera patrulla de combate en abril de 1945.

A diferencia de muchos submarinos de la flota, tenía sanitarios de alta presión que podrían utilizarse a mayor profundidad que los estándar. Pero el nuevo sistema era muy difícil de operar. Los baños venían con unos manuales muy complicados y había un tripulante especializado en el funcionamiento de los mismos. Apenas una semana después de su primera patrulla en el U-1206, el capitán del submarino Karl Adolf Schlitt tuvo que usar el servicio, mientras el submarino se desplazaba a una profundidad de 200 pies.

En teoría podía hacerlo, pero en lugar de solicitar la ayuda del especialista, Schlitt trató de seguir las instrucciones del manual. Algo iba mal, y cuando Schlitt preguntó al especialista la cosa empeoró, el tripulante «especializado» abrió la parte exterior de la válvula, que dio acceso al mar, mientras que la válvula del interior también estaba abierta, provocando un torrente de agua que entró en el submarino.

Entonces otro fallo en el diseño del U-1206 se hizo evidente. Las baterías de los motores eléctricos U-1206 que estaban en un compartimento justo debajo del inodoro empezaron a dejar de funcionar. El agua salada del mar se mezcló rápidamente con el ácido de las baterías creando un gas mortal, el cloro , que comenzó a extenderse por todo el submarino.

Submarino alemán hundido

Fuente

Schlitt no tuvo más remedio que ordenar que el submarino saliese a la superficie. Emergieron a la vista de la costa de Escocia, fueron avistados por los aviones aliados y le atacaron. Un miembro de la tripulación murió en la refriega que siguió; otros tres cayeron al agua y se ahogaron. El U-1206 fue gravemente dañado en el ataque y empezó a hundirse. Viendo que no había manera de salvar su submarino, el capitán Schlitt ordenó a la tripulación que lanzase los botes salvavidas.

Las probabilidades de que un submarino alemán sobreviviera a la guerra eran escasas: el 75% de toda la flota de submarinos fue hundida durante la guerra, y 30.000 de 40.000 miembros de la tripulación de los submarinos, el mar fue una tumba para ellos.

Gracias, tal vez, a un inodoro que funcionó mal, 46 miembros de la tripulación que sobrevivieron del U-1206 no estaban entre ellos.

Fuentes consultadas :
Wikipedia
ABC
Intrinseco y expectorante
Neatorama

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a El inodoro que hundió un submarino

  1. Ligia dijo:

    Vaya historia!! Es de película, ja, ja… Abrazos

  2. Jesus dijo:

    El problema de los alemanes es que son excesivamente metódicos, si un tornillo se afloja con una llave del «7», es imprescindible una llave del «7» o no lo aflojan. Aquí tomariamos la llave del «8», y meteriamos un alambre para que presionara, y lo aflojariamos, y si nó con los dientes. Me explico, volviendo al submarino, alguna solución alternativa habriamos encontrado, como llevar un torpedo vacío de contenido para llenarlo con las latas, y expulsarlo tradicionalmente. Lo que vale un español…

    • unjubilado dijo:

      Jesus Esto me ha recordado, algo que ocurrió al recibir el nombramiento de operador de radio. Entonces hubo compañeros que debido a que se ganaba mucho más, se pasaron a trabajar a la estación de radio de la NASA de Robledo de Chavela, posteriormente nos dijeron algo parecido a lo que tu comentas, que allí no se tocaba nada si no era con la herramienta adecuada que constaba en el manual.

  3. La de películas de submarinos que veíamos hace años…. Y nunca se hablaba en ellas de estos problemas tan «delicados».

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Es que no eran muy agradables de comentar, especialmente por el olor. Y ¿no se nos ha ocurrido pensar como lo harán en una cápsula espacial con gravedad cero? Si beben agua tiene que ser a través de una pajita para evitar que el líquido se desparrame por toda la cápsula…

  4. trimbolera dijo:

    Jolines, ese si que se fue a la M. Qué historia Jubi !!

  5. Ester dijo:

    ¡Que cosas! vemos las películas, que es la única manera en la que yo he visto un submarino por dentro, y no nos cuentan los detalles, ni donde está el WC, ni donde va el humo de la cocina, me ha resultado interesante enterarme de todo esto. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester Y ¿no te has hecho nunca la pregunta que le acabo de hacer ahora mismo a Senior citizen? que yo sepa tampoco ha comentado nadie nada en la tele.
      Un abrazo

  6. Genín dijo:

    Supongo que esos 46 palmarian en otro submarino, a no ser que tuvieran la suerte de ser prisioneros de guerra de los aliados…
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín La historia ya no habla de que les pasó a los demás que se salvaron, ya que me imagino que no los mandarían a todos juntos a alguna misión, por lo que seguir una noticia individual es prácticamente imposible de conseguir.
      Saludos

  7. Calandra dijo:

    Cuando se estudia Historia nadie relata estos pormenores que a veces terminan siendo pormayores.

  8. Nélida dijo:

    Curioso, desconocía estos datos.
    La de pelis que hemos visto con estos submarinos y la de cosas que no sabíamos!!!

    Un abrazo, Jubi.

  9. Tawaki dijo:

    Todos los manuales son por definición incomprensibles, y si están en alemán ni te cuento.

  10. Imagino a un tripulante con una diarrea galopante atendiendo a las explicaciones del especialista en inodoros submarinos… «Siéntese usted ladeado… Ahora eleve el tronco cinco centímetros y medio… Cierre las rodillas y apriete el botón azul de su izquierda a la vez que pulsa el interruptor rojo de la derecha…«…

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… … Y saque la mano por el agujero, para ver que escotilla es la que tenemos abierta, no vaya a ser que con la pedorrea, estemos volando.

  11. EL DE PODER DECIFRAR EL ORIGEN Y PROFUNDIDAD DEL MAR PARA
    EXPERIMENTAR

Los comentarios están cerrados.