Los seres humanos son increíbles

Los seres humanos son increíbles

Pulsar en la imagen para ver el vídeo

Somos libres de escoger que hacemos y que queremos. Pero en ocasiones hacemos las cosas más descabelladas sin pensar excesivamente que es lo que emprendemos, nada más que para conseguir un récord, una posible hazaña, que hablen de nosotros y que lo único que nos trae, es la posibilidad de que ese deporte extremo, que estamos practicando, se vuelva contra nosotros y terminemos como excesivos deportistas que no han sobrevivido para contarlo.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Los seres humanos son increíbles

  1. Jesús dijo:

    Ese menosprecio a la vida no lo veo como una superación, me parece una irresponsabilidad gratuita.

    • unjubilado dijo:

      Jesús A nuestro nivel efectivamente lo vemos así, ello no quiere decir que si nos metiéramos en el pellejo de cualquiera de ellos, probablemente llegáramos a pensar de distinto modo. Pero yo prefiero verlo desde la barrera y aún así en ocasiones me asusto.

  2. ester dijo:

    Posiblemente no sea valor y si temeridad, de lo primero no tengo y de lo segundo si.
    Son muchas las «hazañas» que no entiendo, y que tienen al ángel de la guarda haciendo horas extra.
    Abrazos

    • unjubilado dijo:

      ester Valor, audacia, osadía, temeridad, irresponsabilidad… Un poco de todo y efectivamente su ángel de la guarda, habrá momentos que como bien dices tendrá que hacer horas extras y en ocasiones incluso le llegará a dar un síncope.
      Abrazos

  3. Calandra dijo:

    Pues no se a cual de estas actividades sencillas y tranquilas me voy a dedicar, creo que tengo aptitudes para todas ellas.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Yo de momento practico todas ellas desde mi actual deporte favorito, el incomparable sillón-bol, del que ya voy cogiéndole el tranquillo y cada vez me siento más seguro.

  4. Frajayo dijo:

    Me produce fuerte sensación de desaliento la temeridad en ejercicios de riesgo que, generalmente, la juventud practica con exposición tangible de perder la vida. Es como si estuviéran tentando, su propio devenir. No me explico estas formas de diversión, porque el menos, lo harán por diversión ¿no?. Como diría aquel de Olite: «Si es menester, hasta incluso…»

    • unjubilado dijo:

      Frajayo Dicen que eso les libera adrenalina, por ello dan esos enormes gritos cuando han conseguido su objetivo, pero yo me pregunto no sería mejor que la comparan en un super y la fueran soltando poco a poco o de golpe, según su poder adquisitivo? O que golpearan con fuerza una mesa de 10 cm de grosor hasta que la rompieran?

  5. francisco dijo:

    No comparto este menosprecio a la integridad físicaica.

  6. mjesus dijo:

    Los humanos somos buenos, pero hay veces que un poco ilogicos.
    Te extraño en mis blogs, con lo facilito que lo tienes ahora, ¿ no me vas a visitar? bueno, no pasa nada. un abrazo.

    • unjubilado dijo:

      mjesus Cada uno piensa y se comporta como Dios le da a entender, aunque efectivamente, son reacciones un tanto ilógicas.
      En cuanto a los blog, te había perdido la pista, ya que no me dejas el enlace, trataré de buscarte por otro sitio.
      Un abrazo

  7. Genín dijo:

    Ya me hubiera gustado a mi ser libre de hacer lo que me diera la gana, ya…
    El vídeo genial!
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Veo que tu si hubieras podido, te hubieras tirado desde la estratosfera, sin paracaídas y sin escafandra, y al final casi en el suelo hubieras dicho «total solamente me queda un salto de un metro».
      En mi caso el mayor riesgo que he corrido, fue subir al pico Bolívar en Venezuela… en teleférico, que también era un enorme y arriesgado lance.
      Saludos

  8. Para los preocupados por la integridad física : estas personas apenas tienen accidentes, saben perfectamente lo que hacen. Eso sí le echan valor, dedicación y entrenamiento. Es como los vídeos con porrazos, resultan aparatosos y al verlos hasta sentimos el dolor, pero luego las consecuencias son mínimas.
    La locura que más me impresiona son las de la nieve, esos saltos gigantescos (igual al salto de trampolín olímpico)
    Conclusión: el vídeo me parece brutal.
    Me encanta el blog.

    • unjubilado dijo:

      jose manuel borrallo Posiblemente tengas razón, pero cuando tienen esos accidentes, en el 95% de los casos, no se quedan para contarlo.
      Efectivamente tienen que contar con una dedicación enorme, unas ganas de superarse increíbles, pero para la mayoría de mortales, sus heroicidades, rozan la linea que separa la existencia de la inexistencia.
      Gracias por tu visita y comentario.
      Un saludo

  9. Nélida dijo:

    Hay que estar hecho de una pasta especial para proponerse hacer estas cosas.
    No sólo valentía o falta de miedo.
    Me parece muy peligroso. Estarán preparados y tendrán sus sistemas de seguridad, pero a mi particularmente me parece una temeridad.

    Abrazo.

  10. Resulta que hemos cruzado comentarios: tú en mi blog y yo aquí. Resulta curioso. En cualquier, caso me reafirmo en lo dicho: me encanta el blog.
    Digo que soy escritor porque algo hay que poner. Escribo para pasar el rato. Ni he publicado nada, ni he sacado un euro.

    • unjubilado dijo:

      jose manuel borrallo En mi caso y durante toda mi vida me he peleado con aparatos de medida, nuevas tecnologías, averías, y tiempos de reparación, por ello mi manera de escribir deja mucho que desear, pero creo que tengo -aunque sea una inmodestia decirlo- un don para comunicar lo que quiero compartir, al menos es lo que decían mi colaboradores y compañeros en el trabajo cuando les daba clases de muchos temas.

  11. Son imágenes espectaculares enfocadas desde una perspectiva que, en determinados momentos, estremece.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Yo que he trabajado casi toda mi vida en Radio, he sido incapaz de subir a lo alto de una antena, pese a las protecciones que tiene, para evitar una posible caída y que por encima de un quinto piso, si me asomo en una terraza al exterior, me agarro a la barandilla como si fuera a caerme, imagina la impresión que me puedo llevar al visualizar muchas de estas escenas. Y es que desde el sillón la vida se ve distinta.

  12. En la mayoría de los desafios que se ven en el vídeo, no se sabe cual es el final, no se ve si el aterrizaje ha sido bueno o se ha dado el batacazo.

Los comentarios están cerrados.