La abuela catalana

Pido perdón por meterme con los catalanes, pero esta historia la he recibido por correo de manos de un catalán.

abuelaUna abuela estaba indicando su dirección a su nieto, que la iba a ir a visitar con su mujer.

Cuando lleguéis al edificio, en la puerta de la entrada hay un gran panel del portero electrónico.
Yo vivo en el apartamento 301. Apretáis el botón del 301 con el codo y yo os abro la puerta.

Entráis, el ascensor está a la derecha, entráis en él y apretáis el botón del 3º con el codo.
Cuando salgais del ascensor, mi apartamento esta a la izquierda. Con el codo tocáis el timbre.

– Abuela, todo me parece muy fácil… ¿pero porque tengo que apretar todos los botones con el codo?

– Joder! …. ¿es que pensáis venir con las manos vacías?

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La abuela catalana

  1. trimbolera dijo:

    Es buénisimo. Que bien cae un chiste a estas horas, tiene el poder de despejar algún nubarrón. GRACIAS.

  2. ester dijo:

    jeje. Mi padre que no era catalán cuando alguien iba a venir a casa (no había portero automático) les decía, dar unas pataditas con el pie en la puerta, no se os vaya a caer la bandeja. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      ester Espero no tener que llamarles la atención a mis hijos que vienen a comer ya que ayer se conmemoraba algo especial en mi casa.
      Aunque lo tienen más difícil, cerramiento en la entrada (vienen en coche), puerta de acceso al bloque, entrada de la vivienda…
      Vienen con llaves, pero habrá que decirles que una de las bandejas se la dejen a sus parejas y ellos/as den pataditas en la puerta, no vaya a ser que tengamos que retrasar la comida por falta de fuentes en las manos. 🙂
      Un abrazo

  3. Aquí también se dice que el que venga debe llamar con los codos. Un saludo desde mi mejana

  4. Genín dijo:

    Es una pena que haya gente susceptible hasta ese punto, imagínate en Andalucía, si fuera así con la cantidad de tópicos que se les pone y peculiaridades que se les atribuye, falsos el 99,9% especialmente a los leperos y sin embargo se la trae al fresco, creo que es lo mejor quitarse los complejos de encima… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín A los maños también nos ocurre algo parecido y la mayoría no nos molestamos tenemos fama de cabezotas, de paletos, de brutotes y en ocasiones, hemos sido nosotros mismos los que nos la hemos echado.
      Saludos

  5. Esteban Lob dijo:

    ¡Caramba!
    La señora no se andaba con indirectas.

    Saludos.

    • unjubilado dijo:

      Esteban Lob La abuela era de lo más directo, no le valían medias palabras, era muy clara, las dos manos ocupadas con bandejas y por supuesto llamar con el codo.
      Saludos

  6. Calandra dijo:

    Está bien la explicación, así los visitantes ya saben que además de la visita se agradece un obsequio.

Los comentarios están cerrados.