Historia de dos pichones

¿Recordáis que hace poco tiempo hubo un nacimiento frustrado por unas obras, en la urbanización donde vivo? Bien pues en esta ocasión ha llegado a buen término.

palomaErase una vez una pareja de palomas que querían tener descendencia, así que ni cortas, ni perezosas buscaron una parcela para hacerse una casa a su medida y no escogieron otro lugar que uno de los maceteros de unjubilado.

Hacía días que cuando en la terraza nos acercábamos al macetero de la izquierda, una paloma salía volando, yo no le dí mayor importancia, hasta que un día me puse a regar las plantas que allí había.

De repente observo que algo se mueve y me veo a una paloma aguantando estoicamente el chaparrón. Cuando retiré la manguera, salió volando y me veo a dos diminutos pichones a los que estaba protegiendo debajo de su cuerpo.

A partir de ahí, fue verlos, respetarlos, e incluso tratarlos de alimentar, pero el condumio se lo comían los padres y a ellos los alimentaban un par de veces al día.

En cierta ocasión «desaparecieron» así que regamos el macetero sin contemplaciones, hasta que vimos que los pichones se habían ocultado tan bien que no lográbamos verlos, salieron chipiados y se quedaron en su sitio habitual.

Poco a poco fueron creciendo y se paseaban por «El Mirador de los Pichones»… digo, por la barandilla de la terraza, hasta que un día desaparecieron, aunque los dos primeros días volvían cada media hora a su nido y aguantaban un buen rato por la mañana y otro tanto por la tarde llamando a sus padres para que los alimentaran.

Desde la primera foto hasta la última pasaron exactamente 28 días.

Veamos el Slide, sin música para que se pueda avanzar y retroceder a voluntad. Mejor a pantalla completa.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Historia de dos pichones

  1. Magda dijo:

    Me parece genial que respetaras el nido, Jubi.

    Además has aprovechado para hacer fotos, genial!

  2. unjubilado dijo:

    Magda Procuraré que no vuelvan a anidar, ya que me destrozaron las plantas del macetero y pusieron todo perdido de excrementos. Ahora bien si consiguen volver a montar un nido en cualquiera de los maceteros y poner huevos, volvería a respetarlos.

  3. Ligia dijo:

    Qué buen reportaje, Jubi! Lo peor son los excrementos como dices, porque lo dejan todo perdido, pero qué ternura cuando los padres enseñan a sus polluelos a volar. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Ya sabes, cuando el diablo no tiene que hacer con el rabo espanta moscas. Tenía ilusión por ver el desarrollo, el cambio de plumas y el primer vuelo, así que la ocasión se presentó, viéndolos por la ventana y acercándome al macetero.
      Abrazos

  4. Frajayo dijo:

    Y aquí tenemos al jubi protector
    cuidando de su vecinal nidada,
    de palomas y pichones es mentor
    y el quehacer no le importa nada

    • unjubilado dijo:

      Frajayo Protector de momento, ya que como me aparecían los padres con sus hijos en el macetero, les he puesto pequeñas macetas y el rastrillo, para que no tengan un sitio fácil para anidar otra vez, no obstante si lo consiguen les volveré a tratar como en esta ocasión.

  5. Genín dijo:

    A mi las ratas estas con alas no me gustan nada, pero seria incapaz de fastidiarles su nido…
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Trato de respetar la vida ajena, por ello no moví o cambié los pichones de sitio siendo jovencitos ya que me dijeron que si los tocaba los odiarían.
      Saludos

  6. Leodegundia dijo:

    Un aplauso para Jubi pues no creo que haya muchas personas que hubieran respetado el nido. Las palomas son de los animales mas odiados por la gente, cierto que son un poco guarrindongas pero ¿no lo son también muchos humanos y nadie los odia de esa manera?

    • unjubilado dijo:

      Leodegundia De aplausos nada, creo que hubiera sido un mal nacido si hubiera matado o deshecho el nido de las palomas. Otra cosa es que ahora no querría que volvieran a anidar, pero si en un fin de semana que no estoy en casa me encuentro con un nuevo nido, volvería a respetar su «vivienda»

  7. trimbolera dijo:

    A mi me pasó con las golondrinas, es precioso seguir la evolución … Yo tendría el alero lleno de nidos si fueran a hacer sus cacas a una caja con arena, como los gatos.

    • unjubilado dijo:

      trimbolera Lo recuerdo perfectamente, lo publicabas en un par de artículos. Habrá que enseñar a los pájaros donde deben de aliviar su estómago.
      Por que como aparezcan un buitre o un quebrantahuesos imagina…

  8. ¿Y que me decís de los equilibrios del reportero para hacer las fotos? Que no ha dado el salto a la piscina por casualidad. ¿Le damos la medalla al mérito?

    • Leodegundia dijo:

      Se la damos, la de oro por supuesto.

      • unjubilado dijo:

        Leodegundia Que conste que la morderé y si veo que no es de oro, se la regalaré a Bárcenas, para que incremente su capital… o la utilice para afilar las sierras que le irán mandando en los bocatas que irá recibiendo.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Le habla el ministro de trabajo.
      Con este irresponsable e imprudente pseudo reportero, mis colaboradores han tenido que tomar una drástica solución para que no nos incrementara la siniestralidad laboral, queríamos haberle atado con un fino sedal de los que se utilizan en los países del Este para que los elefantes arrastren troncos de cien metros de envergadura, pero no nos los servían rápidamente, así que hemos utilizado un fino cab0 de los que se sirven los transatlánticos, para estar amarrados a puerto.
      He de reconocer que mis colaboradores en su afán de no cometer ninguna imprudencia lo han atado más fuerte de lo debido y a fecha de hoy este reportero luce una cintura de avispa.
      ¿Quien es este espontáneo que se atreve a contestar en mi lugar?

  9. Un buen seguimiento avícola. Desde luego no era cuestión de tomar medidas drásticas una vez ubicados en la terraza y considero que hiciste muy bien en respetar el nido y sus moradores. No obstante, si no quieres que se vuelva a repetir la intrusión, una buena medida es situar un falso búho -si tiene plumas que las mece el aire, mejor que mejor- e ir cambiándolo de sitio de vez en cuando.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Ahora entiendo lo del falso búho, en la residencia donde se encuentra mi madre, hay uno que da el pego, en la puerta principal pero las palomas son más listas que las pesetas, al pobre lo han tomado por el pito del sereno.
      Te puedo asegurar que al otro macetero, igual de grande que este, no van a ir, la razón es muy simple hay demasiados cactus en el y no queda un hueco libre.

      • Por eso, porque se las saben todas, hay que cambiar continuamente la localización del búho; si no se hace sirve de bien poco.

        • unjubilado dijo:

          Una mirada… Es cierto, pero tanto a mi mujer como a mi, nos empieza a imponer miedo el subirnos al macetero, posiblemente si en la esquina, que es el único sitio libre y al que suelen acudir, les pongo un cactus de los que tiene unos pinchos enormes, la planta lo agradecerá por el sol y las palomas no se volverán a acercar. De momento las estamos espantando ya que hay un trío que se pelea en la esquina del macetero, me imagino que por la hembra.

Los comentarios están cerrados.