Una de espias

Los espías rusos vuelven a la máquina de escribir

Triumph Adler Twen 180Los tiempos del KGB, los juegos de espías y la paranoia soviética por las filtraciones regresan a Moscú.

Veinte de estas máquinas serán las responsables de redactar documentos secretos y evitar que pueden difundirse con facilidad.

Tras las revelaciones de Wikileaks, con las que salieron a la luz millones de cables diplomáticos, y las más recientes acusaciones del ex analista de la CIA, Edward Snowden, que acusó al Gobierno británico de haber espiado a Dimitri Medvedev durante las reuniones del G-20, resuenan ahora en el Kremlin los ecos de la Guerra Fría.

El miedo de la Inteligencia rusa ante posibles filtraciones ha causado recelo frente a los documentos electrónicos, y el FSO (Servicio de Protección Federal, en sus siglas rusas) ha decidido volver a comprar máquinas de escribir, según informaba el diario ruso «Izvestia».

Tal y como indica el sitio web de la Federación Rusa, en el que figuran las compras de las administraciones públicas, se han adquirido 20 unidades de la Triumph Adler Twen 180, una máquina de escribir de fabricación alemana especialmente diseñada para la redacción de documentos secretos.

Esperemos que los que utilicen las máquinas no se guarden media docena de copias y las vendan al mejor postor.

Fuentes :
Público.es
La Razón

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Una de espias

  1. Ester dijo:

    Te metes en todas las webs, eres un espia jeje. Yo creia que ya se habían pasado de moda. Las maquinas y los espias. Un abrazo

  2. unjubilado dijo:

    Ester Todo lo que está al alcance de mi ratón lo puedo ver, aunque en muchas ocasiones no me atrevo a publicarlo. En esta ocasión la noticia es pública, como casi todo lo que se publica en la red.
    Abrazos

  3. Genín dijo:

    A mi me preocupa que Iternet sea cada vez mas insegura y se esté convirtiendo en un mar de piratas, una jungla salvaje, es una pena que no se pongan serios a quienes les corresponda y no la hagan totalmente segura, no me extrañaría que volviéramos a escribirnos cartas y volver a las fotos de papel enviado todo por correo, claro que antes, a veces, violaban el correo.
    No tenemos remedio los humanos… 🙁
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín En el párrafo final tu mismo has dado con una de las claves, «violaban el correo», cuando salió la imprenta todos tenían acceso a los libros, cuando la fotocopiadora, se copiaba lo que se quería, la cámara de fotos, se hacían fotos de todo lo que hasta la fecha estaba oculto.
      Seguridad total no la habrá nunca, solamente los que respeten el derecho de los ciudadanos serán los honestos, los que vendan los documentos al mejor postor, son y seguirán siendo los espías a los que habrá que perseguir.
      Saludos

  4. Estoy por sacar del ropero mi vieja y querida Olympia. ¿Podré escribir en el blog con ella?

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen ¿Qué hace la señora Olympia en el ropero? No me digas que se está probando toda tu ropa.
      En el blog lo dudo, pero si en el bloc si antes le quitas el canutillo metálico, hay maquinetas que el canutillo se lo ponen de metal o de plástico, lo he utilizado en muchas ocasiones cuando daba clases.

  5. Leodegundia dijo:

    Yo también leí esa noticia y me dio risa, como si lo escrito en una máquina de escribir no se pudiera filtrar. La humanidad cada día está peor.

    • unjubilado dijo:

      Leodegundia Evidentemente, cuando no había internet los documentos se copiaban, aunque fuera a mano y se vendían al que le interesara la noticia. Claro que si se publica en internet, por muy cifrado que esté el documento, cualquier pringado con conocimientos de informática y con un ordenador potente se puede hacer con el escrito.

  6. La memeces de la Era Putin. Sería para carcajearse si no fuera porque el tipo, además de chorrón, es lo más siniestro que ha parido la ex-URSS desde el funesto estalinismo.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Al principio, me cayó bien este elemento, aunque en la actualidad lo tengo cada vez mas atragantado, con sonrisa cínica, caradura, falso, hipócrita…, por si acaso.

Los comentarios están cerrados.