Solución a la historia de las dos piedras

Viene de la entrada titulada «Pensamiento lateral»

Pues bien, esto es lo que la chica hizo :Dos piedras negras

Ella metió la mano en la bolsa y sacó una cualquiera de las piedras, pero de inmediato la dejó caer al suelo sin que nadie hubiera tenido tiempo de verla, y se disculpó asustada.

Esta piedra se confundió inmediatamente con los cientos de piedras negras y blancas que formaban el camino de entrada a la casa.

Ay, qué torpe soy!, exclamó la chica. ¿Cómo puede pasarme algo así?
Pero, no importa, prosiguió rápidamente. Todo tiene solución.
Se puede saber cuál es la primera piedra que saqué, sacando la que queda en la bolsa. Porque si la que queda es blanca, habré sacado la negra y si la que queda es negra, habré sacado la blanca. ¿No es así?

Le pidió al viejo prestamista que sacara la que quedaba y era negra.

Por consiguiente, la primera piedra que sacó la chica no podía ser sino blanca.

Y como el viejo prestamista no se atrevió a confesar su trampa, la chica transformó una situación que parecía imposible en un desenlace muy ventajoso!

Moraleja de esta historia :
Existe une solución para la mayor parte de los problemas complejos.
El problema se presenta porque no sabemos ver las cosas desde el ángulo adecuado.
El cerebro puede ser llenado con pensamientos positivos y con decisiones sabias!
No te olvides! Busca él ángulo adecuado.
ESPERO QUE TODOS HAYAMOS APRENDIDO ALGO DEL PENSAMIENTO LATERAL

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Solución a la historia de las dos piedras

  1. unjubilado dijo:

    A todos Como había prometido, publico la solución un día después de haber planteado el «problema». Espero que sin tirarnos piedras ni hacérselas tragar, como somos muy civilizados nos guste a todos, esta solución.

  2. Ligia dijo:

    Si te digo yo que las mujeres somos muy inteligentes, ja, ja…

  3. trimbolera dijo:

    La solución no era fácil, así que ella demostró saber salir airosa.

  4. Ajovin dijo:

    Hay que saber ver los objetos desde arriba y desde abajo. Saber salir fuera para contemplar lo que nos rodea desde la misma posición de los que nos contemplan.

    Muy interesante.

  5. Genín dijo:

    En fin, no quise reventar el juego porque sabia la solución…
    Salud

  6. unjubilado dijo:

    Ligia Aunque en este caso no hay un hombre delante yo siempre he dicho que «detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer».
    Abrazos

    trimbolera Cierto, la solución solamente se le podía ocurrir a una mujer.

    Ajovín En ocasiones por mas vueltas que le demos a un problema somos incapaces de ver la mejor solución, una vez conocida lo mejor que se nos ocurre es decir «cómo no me habré dado yo cuenta»

    Genín Otra vez la dices, no hay ningún problema, tengo preparados un par más, así que para la próxima vez ya sabes.
    Saludos

  7. Leodegundia dijo:

    🙂 No hay duda de que la chica era lista y de que yo no lo soy tanto.

  8. unjubilado dijo:

    Leodegundia El que preparó la adivinanza efectivamente era listo/a y alguno de vosotros me temo que me ha engañado, pero es igual doy por buenas vuestras contestaciones y pondré alguna adivinanza más, así haremos trabajar todos las neuronas. 😀

Los comentarios están cerrados.