Como apagar un fuego en la cocina

Fuego en la cocinaMUY INTERESANTE, TE PUEDE SALVAR LA CARA O LA VIDA. : Como actuar ante un fuego de freidora u olla.

En el caso de que olvides al fuego una olla o freidora con aceite, y esta se prenda fuego, seguir las instrucciones.

EVITA EL PÁNICO.

APAGA EL FUEGO ACTUANDO SEGÚN SE EXPLICA A CONTINUACIÓN
1º Mojar un paño, retuérzelo, retirando el exceso de agua para que este NO SUELTE AGUA.
2º Colocar el paño sobre la olla/freidora y esperar hasta que se enfríe y no salga mas vapor.

NUNCA INTENTES MOVER LA OLLA o FREIDORA.
NUNCA ECHES AGUA, pues los salpicones correrán el fuego y los efectos son devastadores.
Ve el vídeo. No guardes esta información sólo para ti.


La dirección del vídeo en YouTube es esta.

UN CONSEJO MUY ÚTIL

En un curso de ASPIRANTES A BOMBEROS enseñaron que cuando se produce una quemadura, sea esta de la extensión que fuera, el primer auxilio es colocar la parte afectada debajo de agua fría corriente hasta que el calor disminuya y pare de quemar las capas de piel y después, pasar clara de huevo, levemente batida (sólo para que sea más fácil de aplicar).

La semana pasada, al calentar agua, una amiga la dejó pasar de punto; ya estaba en ebullición y cuando agarró la olla para tirar el agua, se quemó una gran parte de su mano porque el agua hirviendo saltó hacia afuera cuando ella trataba de mover el recipiente.

Colocó entonces la mano debajo de la llave de agua fría, bastante tiempo para evitar el calor inicial, aunque el dolor era tremendo. Luego, rompió 2 huevos y separó las claras batiéndolas un poco, y puso en la mano esa cosa floja, que era la clara.

Su mano estaba tan quemada que, en cuanto ella colocaba la clara encima de la piel esta se secaba y quedaba una película que después se enteró, era colágeno natural.

Estuvo por lo menos una hora colocando capa tras capa de claras en la mano. Por la tarde, no sintió más dolor y al día siguiente apenas había una marca rojiza-morada donde se había quemado.

Ella pensó que quedaría con una cicatriz horrible, pero para su sorpresa, después de 10 días estaba sin ninguna marca de lo acontecido, no tenia NADA !!! Ni el color de la piel cambió; esa parte quemada, se recuperó totalmente por el colágeno existente en la clara de los huevos que en realidad, es una placenta y está llena de vitaminas.

Siempre puede existir alguien que necesite este mensaje. Compártelo.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Como apagar un fuego en la cocina

  1. Enrique dijo:

    Útiles consejos… Yo añadiría que, por lo visto, si la quemadura es por aceite, conviene verter primero aceite (frío) sobre ella antes de darle con el agua, para retirar cuanto antes los restos del aceite caliente. Por supuesto, siempre que no haya que andar trasteando por la cocina para buscar el aceite.

  2. Leodegundia dijo:

    Gracias por estos consejos tan útiles y necesarios en una casa, si todos los conociéramos las tragedias que se producen a veces serían muchas menos.

  3. Andrés dijo:

    El consejo es muy útil, vale aprender toda esta clase de cosas para cuando ocurre el accidente estar preparados, en esos momentos uno tiene muchos nervios para pensar racionalmente a no ser que ya lo tenga estudiado.

    Por cierto, referente a lo de la clara del huevo, según leí hace tiempo, era como una especie de leyenda urbana, explicaban que las claras podrían tener bacterias que se metían directamente en el cuerpo a través de la quemadura, que es como una herida. Al final me quedé sin saber si era cierto o no, porque lo del colágeno tiene mucho sentido.

    En varios sitios daban diversas formas de curarse la herida, pero el que vi más extendido era dejarse la quemadura bajo un chorro de agua fría para evitar los gérmenes, parece ser una de las prioridades.

    Una cosa que probé yo tras una quemadura de aceite en la cocina, fue extenderme la savia de la planta Aloe vera por la piel quemada. Rompes la planta por cachitos y te la restregas cada ciertas horas. La piel se quedaba tirante y era como si te hubieses dejado varios caracoles correr por la piel.

Los comentarios están cerrados.