Ascensor para peces

– Jubi… como se te ocurren estas cosas? ¡Peces contra la corriente en un ascensor!

Calla, lee y luego si quieres opinas.

Un ascensor en el río Teverga (Asturias) permite a los peces seguir el curso de la corriente.

Si los peces supieran hablar, ya podrían charlar sobre el tiempo atmosférico y otras banalidades en sus viajes en ascensor.

Muchos peces, el salmón, la anguila, pero también la loina o la lamprea, tienen migraciones regulares. El salmón nace río arriba, en agua dulce, luego baja al mar, donde vive varios años, para regresar a desovar a su lugar de nacimiento.


Otros, como las anguilas, realizan el recorrido contrario, es decir, nacen en el mar, suben al río y regresan al mar a desovar. En ambos casos, las presas de las centrales hidroeléctricas les cortan el camino. «Los obstáculos que impiden el libre tránsito de los peces pueden llegar a provocar la extinción local de aquellas especies para las que las migraciones son una cuestión vital», explica Ramiro Asensio, biólogo de la Federación de Pesca de Álava.

Fuente : El País
Vídeo : RTVE

Un ascensor en el río Teverga para los peces

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ascensor para peces

  1. Con esto los peces se volverán vagos y ya no querrán hacer el menor esfuerzo para remontar los rios normales. Menos mal que ya no está aquel señor bajito y cabreado al que le ponían los salmones en la punta de la caña….

  2. unjubilado dijo:

    Senior citizen Hay que romper barreras arquitectónicas, en caso contrario los peces harán huelga y no los podremos pescar.
    En cuanto al señor bajito, menos mal que sus acompañantes (un poquito sordos) no confundieran el salmón con el jamón y le agarraran al anzuelo un jamón de Teruel… Claro que igual no se daba cuenta.

  3. Leodegundia dijo:

    Pues no se yo si con estos inventos modernos y con los sustos que se llevarán los pobres salmones, cuando lleguen arriba estarán para desoves ni para nada.

    Buen día

  4. unjubilado dijo:

    Leodegundia Tranquila, que es un ascensor ecológico, el salmón nace en el río donde transcurren sus etapas de vida juvenil. Mas adelante sale al mar y completa un increíble viaje que le llevará a navegar en torno a las gélidas aguas del frente Artico en el Atlántico Norte. Es en esas mismas aguas ricas en nutrientes y organismos planktónicos donde cumplirá su fase de crecimiento alimentándose de peces y crustáceos. Tras un periodo variable de estancia en el mar dependiendo siempre de factores ambientales y hereditarios regresará al mismo río que le vio nacer para reproducirse y morir.
    Saludos

Los comentarios están cerrados.