Palomas en la plaza del Pilar

Palomas en la plaza del Pilar

Hace unos años, no había niño que no tuviera una foto alimentando a las palomas en la plaza del Pilar de Zaragoza. Y a día de hoy, tampoco hay pequeño que se libre de la instantánea, aun cuando dar de comer en la calle a estas aves esté castigado en Zaragoza con multas de entre 30 y 90 euros.

Luchar contra la tradición es difícil y casi todo el mundo ignora la ordenanza municipal que prohíbe facilitar alimento a palomas, animales vagabundos o gatos en solares y vías públicas.


La proliferación de las palomas en la ciudad (el último censo las cifraba en 17.000) hizo que el Ayuntamiento pusiera en marcha una campaña que combinaba la caza de muchas de ellas con la concienciación ciudadana, con el fin de que los zaragozanos se abstuvieran de alimentarlas.

Al contrario que otras especies, como los gorriones, que se están viendo diezmadas por la polución y otras condiciones de vida, las palomas resisten e incluso crecen. De hecho, se estima que protagonizan un aumento del 10%, algo que favorece que tampoco conviven con especies que las diezmen.

Fuente : El Heraldo

No he conseguido encontrar la ordenanza municipal, aunque no desisto. (Art. 51 Ordenanza Municipal 31-10-94)

En la actualidad, tienen un depredador, los siluros se comen las palomas junto al Pilar.

La nueva atracción de los paseantes de la ribera del Ebro en Zaragoza es comprobar cómo un grupo de siluros de tamaño medio se alimentan de palomas en las orillas del Ebro, concretamente junto a los pilares centrales del puente de Piedra.

El departamento de Medio Ambiente del Gobierno aragonés aseguraron que no es raro que estos animales «coman palomas o pequeños pollos de pato».

Fuente : El peródico de Aragón

Esta entrada fue publicada en Zaragoza y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Palomas en la plaza del Pilar

  1. Felipe dijo:

    ¡Qué pena que los siluros sean peces! Las palomas han pasado de ser un encanto a transformarse en una auténtica pesadilla.

  2. Leodegundia dijo:

    Pienso que hay otras maneras de controlar el número de palomas y no matarlas de la manera en que lo hacen ni matarlas tampoco de hambre.
    En cuanto a los siluros entiendo que tengan que comer, lo que no entiendo es que la gente disfrute viendo ese espectáculo.
    Falta mucho en este país para que se empiece a tomar en serio a los animales y se respeten sus derechos.
    Muy interesante tu artículo.
    Un abrazo

  3. Pilar dijo:

    No sé qué son los siluros, pero les tendrían que poner un sueldo. las caquitas de las palomas són corrosivas y al final quienes «las padecen», se ven obligados a cazarlas con redes para preservar el patrimonio arquitectónico.

  4. unjubilado dijo:

    Felipe Las palomas alegran las plazas públicas, pero los vecinos que hay alrededor no les caen bien ya que les ponen todo perdido, incluso no pueden tender la ropa al aire libre.

    Leodegundia En realidad ignoro el método para poder controlar a las palomas. En Zaragoza los que viven en las proximidades de la plaza del Pilar comentan que no hay manera de salir a las terrazas o asomarse a los balcones, el secado de la ropa lo tienen que hacer dentro de sus viviendas…
    Muchas han sido las técnicas aplicadas para ahuyentar a las palomas, pero ninguna ha dado resultado.
    En Madrid están soltando halcones peregrinos, de momento para que se aclimaten a la ciudad y para que vayan cazando.
    «No tardan mucho más tiempo en empezar a cazar por los cielos de la ciudad. En ese momento se les deja de dar alimento. Entre las especies que capturaron los halcones que salieron adelante el año pasado, están paloma bravía, paloma torcaz, paloma doméstica, estornino, vencejo y cotorra argentina.
    Fuente : http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/12/madrid/1244805504.html
    Un abrazo

    Pilar Los siluros son peces de agua dulce que pueden alcanzar un gran tamaño en condiciones favorables, hasta medio metro de longitud y 300 kg de peso, aunque los que aparecen por Zaragoza son algo más pequeños.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Silurus_glanis

  5. Pablo dijo:

    Yo tuve un problema parecido con las palomas. Vivo en la plaza del Ensanche y todas las palomas que pululean por la plaza viene a posarse a mi terraza. Son sucias y molesta y si a todo esto le unimos su época de celo la el ruido y el mal olor es inaguantable. Busqué una buen a empresa de control de plagas por la zona y localice Fuminor. Me acondicionaron la terraza para que esos malditos bichos no volvieran a posarse y por lo menos ahora no están todo el día moletando en la terraza

Los comentarios están cerrados.