Dos anécdotas similares

Mayores

Dos anécdotas similares, separadas casi 50 años.

Hace mucho tiempo, cuando me dirigía a la escuela de Peritos Industriales, un jovencito unos 4 años menor que yo me dijo “Por favor, me podría usted decir la hora que es?”.

Por supuesto se la dije, y sentí que me iba haciendo mayor.

Hace muy pocos días, visitando a mi madre, organizaron un festival de magia, para los que cumplían años, mi madre no tenía invitación ya que cumplirá 95 en agosto, pero acompañada por una trabajadora social, pudimos entrar, quedaban dos sillas libres, mi madre por desgracia va en silla de ruedas, así que me senté junto a ella en una silla de las dos que quedaban libres.

Delante de mi, una mujer de unos 35 años, hija o nieta del hombre al que acompañaba se sentó en la última silla que quedaba.


Acudieron mas personas y yo le cedí el asiento a otro de los acompañantes al igual que trató de hacer la mujer que se encontraba delante.

Los dos nos quedamos en pie, quedando una silla vacía, le ofrecí la silla pero ella denegó diciendo algo parecido a “siéntese usted, lo merece mas que yo”, así que el rato que acompañé a mi madre pude disfrutar del espectáculo sentado, pero como no podía quedarme, hasta la finalización del mencionado acto, cuando me iba a marchar le dije que la ocupara ella.

Me dio las gracias y observé en su mirada y en su interior que yo era mayor que ella y por eso había esperado que yo me sentara.

Sospeché “aunque uno trata de ser joven, las personas ven tus arrugas, tu declive, tu ocaso y por ello son mucho mas amables contigo

En mi pensamiento le agradecí su delicadeza, pero recordé, en esta ocasión la anécdota del que hace muchos años me preguntó la hora.

Y es que me voy haciendo mayor, mas de lo que yo quisiera.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Dos anécdotas similares

  1. ANGI dijo:

    Emilio, queria hacer una diferencia, si en esa situacion tuvieras enfrente a una persona de otra generación, claramente de 20 años o menos, no habrías tenido ese problema, por que directamente no se habría levantado de la silla, esa es la diferencia , la realidad es asi, hace unos años yo estaba embarazada y la sala de mi medico estaba abarrotada, no habia asientos libres, pues en mi caso se levantó un señor de 60 y pico de años, mientras que el unico chaval de 20 años mas o menos se quedó sentado, a pesar de que su madre le dijo que lo hiciera, esa es la realidad de hoy en dia, cada vez entiendo mejor que en las escuelas se enseñe educacion para la ciudadania, en definitiva, no te preocupes por como te ven los demas, sino por como te ves tu. Un saludo.

  2. toupeiro dijo:

    La edad que figura en el D.N.I es una autentica farsa. La verdadera edad está en nuestra forma de afrontar la vida, tengamos más o menos achaques y dolores; hayamos perdido muchas o pocas de nuestras facultades físicas y mentales. Hay personas muy jovenes que están hundidas por carecer de la suficiente fuerza de voluntad y, lo que es más importante, por falta de positividad. Otras personas con más de 80 años realizan todo tipo de actividades que parecerían reservadas a sus bisnietos, como por ejemplo correr un maratón o estudiar una carrera.

    Ayer mi servidor no funcionaba y hoy he amanecido con un montón de Trackbacks y pingbacks o come se llamen (enlaces propios en mis comentarios) que no se por que salen.

    Un fuerte y joven abrazo

  3. Cassiopeia dijo:

    Linda anécdota, y linda y muy sensible mujer.
    Felicidades por tener una mamá de casi 95!

  4. Leodegundia dijo:

    Jubi, hay que hacerse mayores porque es ley de vida, olvídate de ello y sigue con tu actitud que es de persona joven interesada en todo lo que sucede y sin miedo ante las nuevas técnicas informáticas que cambian con tanta frecuencia pero que a ti nunca te cogen desprevenido ya que te pones al día de forma continuada.
    Me alegra que hayas estado con tu madre en ese festival, seguro que ella disfrutó mucho más de tu compañía que de lo que allí se representaba.
    Un abrazo

  5. unjubilado dijo:

    Angi Tu caso lo he vivido en el autobús, yo estoy situado en las primeras paradas, por ello siempre puedo conseguir un sitio para sentarme, pero casi nunca, he completado el trayecto completo sentado, pese a existir personas mucho mas jóvenes que yo, siempre he cedido mi asiento a una persona mayor, o con dificultad para moverse ya que los jóvenes (y no quiero generalizar) no han sido capaces de levantarse.
    Un abrazo

    toupeiro La edad que figura en nuestro DNI, es real, ello no quiere decir que seamos unas personas desvinculadas de todos los conocimientos y aptitudes propias de los mas jóvenes, pese a sentirnos “jóvenes” en muchos momentos, la edad no perdona, por ello procuro no hablar de mis achaques y tomarme la vida con un pequeño sentido del humor.
    Un abrazo

    Cassiopeia Tienes razón, linda y guapa mujer (esto último no lo había dicho) y de verdad que se lo agradecí ya que me encontraba cansado.
    Gracias en el nombre de mi madre y en el mío propio.
    Saludos.

    Leodegundia En cuanto a mis “viajes” por internet y mi afán de aprender desde el sillón de mi casa tienes razón. En muchas ocasiones después de preparar un pequeño artículo sobre las nuevas tecnologías, lo he borrado sin publicarlo, pensado que para eso están los gurús de la informática para ponernos al día.
    En cuanto a mi madre la voy a visitar todos los días, incluso en ocasiones mañana y tarde, mi mujer hace lo propio ya que ahora no tiene que depender de mí para que la lleve en coche, al igual ocurre con mi hija que pasa por delante de la residencia a su gimnasio y es raro el día que no la visita, mis otros dos hijos en menor medida también van a verla e incluso sus vecinas que antes no lo podían hacer me las encuentro con ella cuando voy a verla por las tardes.
    Un abrazo

  6. Maria dijo:

    Si señor. Vergonzoso es que los jóvenes no se levanten en el autobús cuando suben personas mayores o impedidas. Y más vergonzoso aún es que los padres no les eduquen para que ayuden, cedan el paso, ayuden a cruzar la calle a personas invidentes. Lo he visto en muchas ocasiones. ¡Y he visto como, incluso, hacían mofa de esta circunstancia¡. Será que los padres también necesitan que se les eduque? Afortunadamente, no todos. Me decía un invidente: No se dan cuenta que mañana, ellos pueden estar como yo. Un saludo y a seguir activos.

  7. Pingback: Projeto de Interiores Claros com Mobiliário Francês | Conteúdo Original

  8. Hello, I believe your web site could be having internet browser compatibility
    problems. Whenever I take a look at your blog in Safari,
    it looks fine but when opening in I.E., it has some overlapping
    issues. I just wanted to provide you with a quick heads up!
    Apart from that, excellent blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>