Perro guía

Perro guía El perro guía supone, por la seguridad y autonomía que proporciona, una ayuda inestimable en el desplazamiento de las personas con ceguera que optan por él como auxiliar de movilidad.

La Fundación ONCE del Perro-Guía es el centro responsable de la selección, cuidado, atención y entrenamiento de estos perros, así como del adiestramiento posterior necesario para la adaptación entre el usuario y el perro-guía asignado.

Fuente : Fundación ONCE del Perro-Guía

Sabes como actuar frente a un perro guia?

Dejemos que él mismo te lo cuente:

Hola! Soy un perro guía y quiero enseñarte cómo debes actuar cuando te encuentres conmigo en compañía de mi amo ciego.


Antes que nada decirte que soy un perro de trabajo, no una mascota. Cuanto más me ignores, mejor será para mi amo y para mí.

Mi comportamiento y mi trato son totalmente diferentes a los de otros perros y debo ser respetado en mi doble función de guía y fiel compañero de mi amo ciego.

Por favor, no me toques ni me acaricies cuando me encuentre trabajando, o sea, cuando me veas con el arnés puesto. Si lo haces me puedo distraer y yo no debo fallar jamás.

Lo más adecuado, entonces, es ignorarme. ¡Pero no por ello vayas a sentir temor alguno! Los perros guía estamos adiestrados y nunca seríamos capaces de hacerte daño sin motivo alguno.

Eso sí, si traes contigo a otro perro, por favor contrólalo para evitar que llegue a producirse algún accidente cuando pase a mi lado o al lado de mi amo ciego.

Por favor, no me ofrezcas golosinas ni alimentos: mi amo ciego ya se encarga de ello con esmero. Estoy bien alimentado y tengo un horario prefijado para ir a comer.

Cuando te dirijas a una persona ciega que se acompaña por un perro guía como yo, háblale directamente a él y no a mí.

Si un ciego con un perro guía llegara a solicitarte ayuda, acércate por el lado derecho, de modo que yo quede a la izquierda. Me ordenará entonces que te siga, o bien te pedirá que le ofrezcas tu codo izquierdo. En tal caso me hará una seña para indicarme que estoy temporalmente fuera de servicio.

Si un ciego con perro guía te pregunta direcciones, dale indicaciones claras del sentido en que debe girar o seguir para ubicar el lugar al cual se dirige.

No corras ni tomes del brazo a una persona ciega en compañía de un perro guía sin antes hablarle. Tampoco toques mi arnés, ya que el mismo es sólo para el amo ciego a quien acompaño.

Los perros guía tenemos lugares y horarios predeterminados para evacuar nuestros esfínteres.

Yo, como perro guía, estoy habituado para viajar en todo medio de transporte echado a los pies de mi amo ciego sin causar molestias a los pasajeros, tanto dentro como fuera del país.

En virtud de su riguroso entrenamiento, los perros guía están habituados y capacitados para acceder y permanecer junto a sus respectivos amos en todo tipo de establecimientos, tanto de salud como en centros comerciales, restaurantes, supermercados, cafeterías, cines, teatros, centros de estudio o trabajo, etc… sin causar alteración al normal funcionamiento de los mismos ni molestias al personal o al público.

En los lugares de trabajo, los usuarios de perros guía se encuentran capacitados para ejercer sus funciones con ellos a su lado. Acorde al entrenamiento que reciben, los perros guía nunca vagan a su arbitrio por los recintos, sino que permanecen echados a los pies de su amo ciego. Los perros guía tienen el mismo derecho que éstos para gozar de libre acceso a todos los lugares públicos.

Recibido por correo. Gracias Luis.

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Perro guía

  1. Precioso, Emilio. ¡¡Gracias por publicarlo tan pronto!!

    Ahora toca que lo lean algunos… Y lo que pasa con los perros guía, ocurre con todos los perros en general. Cuidémoslos… 😉

    Un abrazo.

  2. Todos deveriamos saber lo que hacer con esos perros de unas personas que son su alma y su corazón, sin ellos ahora sería imposible para esas personas.Todos tenemos que conocer las pautas a seguir con esos perros para que ellos no dejen de cumplir su deber.
    Un saludo y adelante con el «Perro Guia»

  3. ismael dijo:

    La verdad es que es increible lo que un perro puede llegar a hacer por una persona, es emocionante lo fiel y noble que puede llegar a ser una raza.

    Gracias por el artículo, es muy necesario concienciar sobretodo de la importancia de no cerrar niguna puerta a los perros guías.

  4. abedugu dijo:

    No sabes cuanto me alegra que pusieras este artículo pues me temo que la mayoría de la gente no conocíamos todos estos detalles que son muy importantes.
    Gracias

  5. Frajayo dijo:

    Lo que más me llama la atención de los perros guias es su espíritu de entrega para el discapacitado, lo mima, le mira con dulzura esperando que responda a sus estímulos, se pone pegadito a él en los «stop» acuclillado hasta que se abre camino para andar, no le pierde de vista y si no sigue sus indicaciones va junto a él hasta que rectifica posiciones. Un verdadero e impagable hallazgo que realiza una labor social de forma callada y respetuosa hacía su amo, del que sólo pide muestras de afecto. Con ello, sin duda, se considera pagado.

  6. Magda dijo:

    Es curioso que cosas como la información valiosa que acabas de transmitir parte de la iniciativa privada. Todo ésto se debería enseñar en escuelas y todos los adultos deberíamos saberlo.

    Muy buen post.

  7. unjubilado dijo:

    Orlando Suárez Espero que lo lean muchas personas, aunque dejen pocos comentarios. Tienes razón con las mascotas.
    Saludos

    abuelo Andrés Son cosas que desconocemos y debemos de tener presente.
    Un saludo

    ismael Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, sin embargo en ocasiones, los maltratan, los hacen sufrir, los abandonan, por supuesto no me refiero a los perros guía, que son los ojos de la persona ciega.
    Saludos

    abedugu Yo tampoco los conocía y ahora acabo de ver que en Inglaterra el precio de un perro guía en el año 2000 costaba unos 5 millones de pesetas, pero la persona ciega solamente pagaba un precio simbólico de 50 peniques.
    Un saludo

    Frajayo Desde las 6 semanas hasta los 2 años aproximadamente los perros guía son adiestrados, al principio por personal voluntario en sus casas, luego en centros especializados.
    Saludos

    Magda Según voy comentando, voy leyendo información en la red y una de ella me ha dado verdadera pena.
    Triste final para unos animales excepcionales.

    Su triste e injusta historia: después de ser utilizado toda su vida como guía de una persona ciega, ésta lo ha abandonado sin escrúpulos en la perrera de Etxauri.

    Su gran delito: este pobre animal tenía descomposición (ya no la tiene), sí, lo que leéis y en lugar de ir al veterinario, ha ido a parar con esa belleza y esa nobleza con sus huesos a la perrera.

    Ese ha sido el terrible pago de toda una vida.
    Fuente : 20 minutos
    Un saludo

  8. ISA dijo:

    SOY USUARIA DE UN MARAVILLOSO PERRO GUIA …..
    SON NUESTRA LIBERTAD

  9. unjubilado dijo:

    ISA ME ALEGRO QUE TU PERRO GUÍA TE AYUDE A CONSEGUIR TU LIBERTAD.
    TE ESCRIBO CON MAYÚSCULAS, POSIBLEMENTE ASÍ LO LEAS MEJOR.
    ¿NO TE LLAMARÁS ISABEL LOPEZ?

  10. En una cafetería que yo frecuentaba antes, solía estar un ciego con un perro guía que llevaba colgado del arnés la advertencia: No me molestes, que estoy trabajando.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Nunca he visto un perro guía, al menos con el arnés puesto, si que me he encontrado con alguna persona ciega y si he visto que golpeaba ligeramente el bastón en un paso de peatones, me he acercado a el por si quería que le ayudara.

Los comentarios están cerrados.