La leyenda del 600

Seat 600
La imagen corresponde a mi primer vehículo, y podéis leer lo que publiqué en su momento. Viaje de Zaragoza a Madrid nueve horas.

El Seat 600 era un coche especial, casi nunca te dejaba tirado y cuando lo hacía, le podías meter mano por todos los sitios, desde la correa del ventilador hasta el cambio de cualquier fusible, pasando por la limpieza del filtro de aire he incluso manipulando el encendido del coche para que tirara un poquito más.

Se cuenta que a un 600 le adelantó un Porsche a 200 K/h y el conductor del 600 pensado que se había parado, se dio el gran tortazo al bajarse del vehículo.

– Jubi, nosotros tuvimos un 600 y la de viajes que hicimos.


Os voy a contar la leyenda del 600

Erase una vez un 600… espera que estoy limpiando el filtro.

Cierta madrugada, venía por la A3 desde Benidorm hacia Madrid y, como era de esperar, mi pobre SEAT 600 se rompió. No tuve más remedio que quedarme en la cuneta en espera de que alguien parase. Transcurridos unos 10 minutos apareció un Mercedes CLX que iría a no menos de 170 km por hora. En eso que veo que el tipo del Mercedes frena bruscamente y da marcha atrás hasta mi SEAT 600. El hombre muy amable se ofrece a remolcar a mi pobre 600, oferta que evidentemente no rechacé.

Sólo le pedí que por favor no corriese mucho por que si no mi 600 y yo dentro acabaríamos empotrados en cualquier cuneta. El tipo lo comprendió y pactamos que le iba a echar las luces largas cada vez que el Mercedes fuese muy rápido.

Dicho y hecho el Mercedes comienza a remolcarme y siempre que corría demasiado yo le daba las largas y entonces disminuía la velocidad.
En eso que de pronto aparece un Porche Carrera que intimida y provoca al conductor del Mercedes como si de una carrera se tratase.

El pique es mutuo. La velocidad sube 120, 130, 180, 190, 210, 240, 260 km/hora. El Mercedes se había olvidado de mi y yo estaba desesperado echando las luces como un loco. El Porche y el Mercedes van a la par por la autovía.

En esto que pasamos por delante de la Guardia Civil con un radar que registra unos impresionantes 270 km/h y que por supuesto no vi. El agente avisa por radio a sus compañeros del próximo puesto con este mensaje:

¡Atención! ¡Atención! Un Mercedes gris plata y un Porche negro disputando una carrera a más de 270 km/h por la autopista y… muchachos… juro por mi madre, por mis muertos y por mi Choni. ¡Viene un Seat 600 detrás de ellos dándoles las luces largas para que lo dejen pasar!

Recibido por correo. Gracias Angeles.

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La leyenda del 600

  1. Celebes dijo:

    Ya lo conocía, ya, pero no deja de hacerme sonreir. 😉

    Saludos,

  2. celebrador dijo:

    Eso sí, calentar calentaban un huevo

    Viniendo de Barcelona a ZaraGoza, en cuanto subías la cuesta de Fraga ¡a temblar!, me recuerdo pidiendo por favor un poco de agua en Bujaraloz para echar en el radiador (en aquellos tiempos antes de que Monegros tuviera agua como tiene ahora)

  3. Pilar dijo:

    Se me ha metido una canción por la puerta del recuerdo y no hay quien me la quite!!!

    Adelante hombre del 600, la carretera nacional es tuyaaaaaaa…..

  4. Abuela Cyber dijo:

    Ja Ja buenísimo.

    Siempre ame al fitito, ahora que lo cambié LO EXTRAÑOOOOOOO

    Cariños

  5. unjubilado dijo:

    Celebes A mí me hizo mucha gracia.
    Saludos

    celebrador Yo iba con una garrafa de unos dos litros de agua, con bujías y platinos de repuesto, con todas las correas del coche, con una bomba de agua y más cosas que no recuerdo, por supuesto con una caja de herramientas.

    Pilar La quieres escuchar? pulsa en el enlace.
    http://www.todohumor.com/UserFiles/Image/audios/canciones/hombre%20del%20600.mp3

    Abuela Cyber En Uruguay teníais el Fiat 600 (fitito) en España era el Seat 600 (seiscientillos).
    Saludos

  6. Nalda dijo:

    Quién lo pillara…. el 600, digo!!!!

  7. Pilar dijo:

    Gracias, jubi!
    No te es ajeno ningún rincón…Cómo lo haces para encontrar todo lo que encuentras?

Los comentarios están cerrados.