Cuando aviones y aves comparten vuelo

amerizaje-en-el-rio-hudsonTodos nos hemos enterado por los medios de comunicación del amerizaje de un avión de pasajeros en el rio Hudson, en Nueva York, en el que se salvaron todos sus ocupantes.

Tras chocar con una bandada de aves se ha puesto nuevamente en el tapete la difícil convivencia entre el hombre y la naturaleza.

En España, un entonces joven naturalista y cetrero llamado Félix Rodríguez de la Fuente, fue contratado a finales de los años 60 por la base norteamericana de Torrejón de Ardoz para volar sus halcones peregrinos en las inmediaciones de las pistas y evitar así las posibles colisiones.

Aquel novedoso proyecto fue bautizado como Baharí, por el nombre que recibe la raza española de ese tipo de halcones. Obtuvo un gran éxito que le llevó a poner en marcha Baharí II en 1970 en el aeropuerto de Barajas (Madrid).


halcon-bahariEl objetivo de Baharí es mantener la seguridad en el tráfico aéreo. Para conseguirlo, los cetreros utilizan 35 halcones con los que recorren a diario las pistas. Jesús es uno de ellos y a diario, desde primeras horas de la mañana hasta bien avanzada la tarde, recorre las parcelas que rodean las pistas de vuelo.

Evitan que las aves sobrevuelen el espacio aéreo, que se establezcan en el aeropuerto y también desvian flujos de aves de las zonas en que su presencia pueda significar algún riesgo para el tráfico aéreo.

En la actualidad, la experiencia de Barajas, pionera en España, está ya implantada en 22 aeropuertos de la red de Aena, el 46,8% de los centros, con especial énfasis en los aeropuertos costeros, donde existe un mayor problema con las poblaciones autóctonas, como las gaviotas y migraciones de aves, y donde ya hay equipos de halconeros encargados de adiestrar a aves de presa para evitar que las aves silvestres sobrevuelen los recintos aeroportuarios.

A nivel internacional, España es el único país del mundo que utiliza la cetrería en gran parte de sus aeropuertos.

Aunque el sistema no sea totalmente efectivo, posiblemente se evitarían muchas colisiones de aves en la proximidad de los aeropuertos. En 20 años, las aves causaron 200 muertes en accidentes. Son una amenaza para los pilotos durante los despegues y aterrizajes.

Fuentes: El Mundo
Gente Digital
Fotos : Reuters
Andalucía Comunidad Cultural

Tags: , , , ,

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Cuando aviones y aves comparten vuelo

  1. carlos dijo:

    Estupendo tu artículo Emilio. Eres un águila buscando información útil. En efecto es España existe estea figura al que se conoce como cetrero (el propio vehículo) a veces tiene que acudir con sus aves a una determinada zona del aeropuerto para ahuyentar a bandadas de aves. En algunos otros hay unos dispositivos que «imitan» disparos de manera periódica y se puede escuchar el ruido lejano como de explosiones. Pero depende de las especies y de la época del año es muy dificil eliminar por completo el riesgo de impacto con alguna de ellas.
    Yo mismo choqué con un grupo de unas cinco o seis gaviotas en Melilla. Una de ellas quedó tendida en mitad de la pista tras chocar en el canto del parabrisas. Tuvimos más suerte que otros y al retirar el pajarraaco era enorme.

  2. sofi dijo:

    Pues las aves que provocaron el accidente, no debían saberse el camino, pobretas, ¿alguien sabe si les ha pasado algo a esas aves?. Un saludo

  3. unjubilado dijo:

    Carlos Evidentemente yo nunca he pilotado un avión, por ello te pedía algún comentario, seguro que en tu vida profesional habrías vivido algún hecho parecido.
    Yo desde el coche me he llevado por delante a infinidad de mosquitos, a un pajarillo y a un zorro que me dejó tirado en la carretera.

    Sofi Las aves migratorias se saben el camino, pero ello no quiere decir que en un momento determinado pasen por las proximidades de un aeropuerto y el avión que en ese momento está aterrizando o despegando impacte con ellas y además de matar a una cuantas aves, sufra en sus motores la explosión de alguno de ellos y trate de aterrizar como pueda para salvar a los pasajeros y si es posible al avión.
    Yo maté a un zorro con mi coche, me dejó tirado en la carretera, casi 400.000 pesetas costó la reparación.

  4. maria luisa dijo:

    Gracias a la pericia del piloto, todo se resolvió muy bien.
    Que recuerdo me has traido de nuestro inolvidable
    Rodríguez de la Fuente.
    Esto nos hace recordar lo pequeños que somos, la Naturaleza es más fuerte.
    Un saludo.

  5. Martín dijo:

    De profesión, cetrero en el aeropuerto, es curioso con toda la tecnología que hay y sigue necesitándose las artes de esta profesión tan antigua.
    Gracias Emilio por la información, no me lo podía imaginar.
    Un abrazo

  6. Rubén dijo:

    Muy interesante y muy bien documentado. Gracias.

  7. Antonio dijo:

    Muy interesante tus comentarios, pero hasta donde yo se, todavía estaba por confirmarse que habìa sido una bandada de pájaros los causantes del accidente, cosa que investigarían una vez localizasen los motores del avión en el fondo del rio y los examinasen los técnicos.

  8. Leodegundia dijo:

    La causa de la difícil convivencia entre el hombre y la naturaleza es que el hombre no deja de ir quitándole sitio a esta arrinconándola cada vez más, ahora las aves ya ni en el cielo pueden disfrutar de libertad.
    Buen artículo.

  9. Balo dijo:

    Cierto es, ya ni siquiera las aves pueden volar tranquilas. Excelente entrada amigo.. un saludo y feliz semana

  10. Toupeiro dijo:

    Gran hombre Félix Rodrígues de la Fuente ¡Pena que se muriera tan joven y en circunstancias tan tragicas.

  11. amigoplantas dijo:

    A ver, a ver, ¿quieres decir que si estoy rodeado de «pájaros de cuenta» tengo que contratar a un halconero de esos?

    ¿Y a cómo va el «cuarto y mitá» de eso?

  12. información de ínteres y de actualidad… gracias

  13. M.Eugenia dijo:

    No tenía ni idea, hay que ver todo lo que se aprende contigo.
    Saludos

  14. marce dijo:

    no tengo ni la menor idea

Los comentarios están cerrados.