Llegada a Ifni

AviónEra el 25 de Mayo de 1968, Emilio (unjubilado) al frente de un batallón tomaba posesión del territorio de Sidi Ifni.

– Oye no sería al revés que el territorio os tomaba prestados unos cuantos meses?

– Ya empezamos con la semántica!

Decía que después de un maravilloso viaje, (no os perdáis «Mi viaje a Sidi Ifni» editado por Unjubilado Ediciones), en el que después de un largo recorrido por tierra, pernoctando en los mejores hoteles, se nos brindó la ocasión de volar en un avión de las Fuerzas Armadas Aéreas Españolas y después de un «maravilloso y placentero» viaje, se nos puso una escalera para bajar del avión; yo no las tenía todas conmigo, creía que nos iban a hacer saltar sin paracaidas.
llegada
En la siguiente foto tomada el mismo día se nos vé a todos con caras alegres ya que la recepción que nos iban a dar era todo un lujo, chapas de identificación en la mano y una báscula para pesarnos, además un veterano a la derecha y otro al fondo para que no nos escapáramos ninguno.

Yo ingenuo y novato me atreví a preguntar:
– Buenos días, quería alistarme en la marina
– ¿Sabes nadar?
– ¿Qué pasa, que aquí no dan barco?.

Entonces me preguntó ?:
– Y a ti, ¿ qué rango te gustaría alcanzar en el ejército ?
– General.
– ¡¡ General !!. ¿ Estas loco ?
– No, no estoy loco, ¿ hace falta ?

Y no pusieron una marcha militar… ¡anda ya me he vuelto a confundir!

Tags: ,

Esta entrada fue publicada en Mili y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Llegada a Ifni

  1. carlos dijo:

    Yo tuve una meteórica carrera militar. De recluta a soldado, de soldado a cabo, de cabo a cabo furriel y porque me tuve que licenciar, que si no ahora quién sabe a dónde podría haber llegado… ¡Puede que ya fuese sargento chusquero! por lo menos.

  2. Frajayo dijo:

    Teneis aspecto de reclutas. La llegada al punto de destino tendríamos que situarla entre el temor y la curiosidad. ¿Como será ésto? ¿Estaremos bien instalados? ¿Se comerá bien? ¿Habrá permisos?… Luego, todo sería peor de lo que uno se puede imaginar ¿verdad?

  3. lamima dijo:

    ¡Como me molan tus historias de la mili!, ¡y las foticos!.. no te quejes, que «viste mundo» jajajaj
    De todas formas yo tendría la misma cara si me recibiesen en algún sitio con una báscula para pesarme…¡ni hablar del peluquín, oye!

  4. BOLUX dijo:

    SUerte que esos Tiempos ya PAsaron en Mi pais
    Buen dia Genral hahahahaha
    Saludos

  5. Otra batallita señor jubilado?

  6. Genín dijo:

    Caray !!! Que lujos que os gastabais, en mis tiempos, no demasiado lejanos de los tuyos (1941) los transportes, los mas, andando, paso ligero, camión ( Claro que para ir a Ifni…malo para ir andando…jejeje) y como mucho lujo en los cacharros aquellos de tres motores, creo que se llamaban «Junker». Ayer estuve leyendote cosas de la mili.
    Gracias por la visita.
    Que madrugador@s sois en este blog!!! Salud, Genín.

  7. Aitor dijo:

    jajaja

    Me gustan tus «batallitas» jubi (y nunca mejor dicho, pues van de la mili, no? :P)
    Yo era muy crio, pero me acuerdo de los sellos de la época (me dio por coleccionarlos) Sidi Ifni, Fernando Poo, Guinea Española, el Sahara…ay, el imperio donde nunca bajaba la temperatura de 50º a la sombra!!!

    (joer…yo tambien contando batallitas…y nisiquiera es mi blog!!) :S

    Un saludo!!!

  8. Maclovia dijo:

    Tengo que ponerme al corriente y leer todas tus batallas, me encantaron las fotos.
    Saludos¡¡

  9. unjubilado dijo:

    carlos Si yo hubiera seguido en la mili, (me propusieron varias veces hacer el curso de cabo primero), ahora estaría de soldado y en el calabozo, ya que no «comulgaba» con las órdenes que recibía. Ves por qué me gustan los aviones, hasta la mili la empezé en un «parato».

    Frajayo Después de las fotos que he publicado nos mandaron al campamento «BIR de Sidi Ifni» allí y a cargo de un veterano, nos enseñaron como se hacían las tiendas de campaña, de donde sacar agua, aunque estuvieran todos los grifos con candado y tuviéramos que encalar el murete de las tiendas. En nuestro llamamiento no hubo permisos, el que por fallecimiento de algún familiar o causas de fuerza mayor lo pidió, se lo dieron, pero tuvo que recuperar esos días. ¡Joer como me enrollo!

    lamima Creo que lo de la báscula te hubiera hecho ilusión, aunque tú no lo necesitas, en dos días y como consecuencia del viaje adelgacé 12 kilos. Un abrazo

    BOLUX Aquí ahora el que quiere hacer la mili, la hace de forma voluntaria y dicen que les enseñan un oficio. Por ejemplo el que va a artillería le enseñan a matar moscas a cañonazos.

    Chisme Oscuro Me gustan las batallitas siempre que sea yo el que las cuente y tenga audiencia.
    Por cierto con tanto cambio de nombre no hay quien te encuentre y casi le entran a uno ganas de mear.

    Genín Entonces yo no sabía caminar sobre las aguas, así que hicimos huelga y nos tuvieron que llevar en avión. Lo de madrugador es cierto, pero no tanto, hoy he puesto el reloj del blog en hora, iba dos horas adelantado.

    Aitor Eso de 50º a la sombra solamente lo viví un par de días con siroco, el resto era una temperatura relativamente agradable ya que estábamos en la costa y casi siempre sopaba viento del mar.

    Maclovia Todas las historias que cuento de la mili son totalmente ciertas, pero las he puesto en clave de humor para no hacerlas monótonas.
    Saludos

  10. 39escalones dijo:

    Menuda experiencia. Qué bueno el sentido del humor… Quienes nos libramos de la ‘puta mili’ no hemos vivido nada semejante. Supongo que vivirlo en carnes propias no tendría ninguna gracia…
    Un saludo

  11. unjubilado dijo:

    39escalones Fué una experiencia, pero nada agradable, claro que visto en la lejanía, me puedo permitir el lujo de contarlo en clave de humor.
    Saludos

  12. jorge dijo:

    Hola! Pues yo fui uno de los últimos que hice la mili y la unica experiencia que tuve fue la del reconocimiento médico al llegar….vaya corte ¿no? todos desnudos.

Los comentarios están cerrados.