Mi viaje a Sidi Ifni

trenSería por Mayo de 1968 cuando la Patria me llamaba para hacer el servicio militar obligatorio, ya me había escaqueado algún año aduciendo estudios y periodo de pruebas en la empresa que me acogió el resto de mi periodo profesional; pero al final me tocó, con tan mala suerte que en esta ocasión y por sorteo me obligaron a ir al sitio más lejano que había -Sidi Ifni-.
El viaje empezó en Zaragoza, después de pasar lista y con nuestros petates al hombro embarcamos en un tren con destino a Madrid, fuimos en segunda clase y un asiento para cada uno, el viaje agradable y con ganas de juerga.
En Madrid y en la plaza de la estación de Atocha, nos sirvieron nuestro primer rancho. Utilizamos las marmitas y con un sol de justicia, nos pusimos a comer judias con algo de chorizo y carne. La mayoría fué a parar a las alcantarillas, ya que apetecía algo fresco.
Si alguien quería comprar algo, o hacer un pis, era acompañado por un soldadito que llevaba en el brazo las siglas PM (Policía Militar), incluso a veces con el cetme (fusil ligero) en la mano; como si de reclusos se tratara.
De Madrid fuimos a Sevilla en un tren de los de entonces, con los asientos de madera, -en tercera y sin tener una plaza para cada uno-, sentados en el suelo, tumbados incluso en los portaequipajes, parando en todas las estaciones y con pocas ganas de reír.

De la estación de Sevilla nos llevaron a un campamento militar con tiendas de campaña en las que nos pudimos tumbar un rato, pero sin poder dormir ya que la mayoría hicimos un descubrimiento; conocimos las chinches y por desgracia nunca nos abandonaron.
Al día siguiente nos pasaron lista y nos iban entregando a cada uno una chapita para colgarnos al cuello con un número.
– Soldado Emilio ¿qué número tienes?
– El 839 señor!
– Soldado fulanito ¿y el tuyo?..
¡Que ilusión como en las películas cuando vas a la guerra!
A la mañana siguiente después que los insectos hemípteros nos hubieran chupado la sangre, nos llevaron al aeropuerto, donde en fila de a uno nos iban dando una pastilla para no marearnos (eso es lo que decían); alguno haciendo que nos la tragábamos nos la guardamos en el bolsillo.

Ya en el avión, ¿avión? no «parato» y gracias, vimos unos asientos de madera atados con cuerdas al fuselaje y en la parte central dos filas atados entre sí.
En pleno vuelo de Sevilla a Sidi Ifni alguien encontró el servicio y fueron varios de los que no estaban dormidos (la pastillita era para dormir) hasta la puerta a esperar cola.
El servicio estaba situado en la parte trasera y cuando el peso de varias personas se acumuló en la cola del aparato, éste descendió de golpe unos 500 metros, hasta que un oficial que iba con el piloto salió dando gritos ¡¡¡todos a sus sitios ahora mismo!!!.
Teniendo en cuenta que en la puerta de carga, -era un avión de transporte de material- por el desgaste existía un agujero que cabía un pie, el viaje fue normal.
Aquél mismo día y ya en Sidi Ifni se nos volvió a pasar lista y a retirarnos nuestros collares. ¿Sería por si el avión en lugar de volar, buceaba y así podernos reconocer en el fondo del mar?

Aquella tarde o al día siguiente, no lo recuerdo se nos pesó, yo pesaba 60 kilos, tres días antes en Zaragoza había pesado 72 kilos
Si alguien quiere adelgazar ya sabe la forma.

Soldadito español,
soldadito valiente,
la alegría del Sol
fue besarte en la frente.
La victoria fue tuya
porque así lo esperaba,
cuando muerta de pena,
a la Virgen rezaba,
su novia morena.
Soldadito Español (La Orgía Dorada) de Jacinto Guerrero

Si la quieres escuchar Pulsa aquí con el ratón

Dedicado a mi amiga Nina Pulsa aquí con el ratón

Esta entrada fue publicada en Mili y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

57 respuestas a Mi viaje a Sidi Ifni

  1. abdelhay dijo:

    par permiso de risdncia mvl673972093 grasis

  2. abdelhay dijo:

    hijo de minitar cabo brimra sidi ifni 1934 1968 movl 673972093

  3. vicente hidalgo delgado dijo:

    soy VICENTE HIDALGO DELGADO DE ALCALA DE LOS GAZULES CADIZ ice la mili en ifni año 1968 y 1969 aun recuerdo mi primer viaje de altura en su telesferico lla q llege a ifni en barco desde San Fernando ,cadiz me gustaria encontrar conpañeros de la comandancia militar de marina aora q estoi jubilado me gustaria reencontrarme con algun conpañero de la mili UN SALUDO PARA TODOS LOS Q AN SERVIDO A ESPAÑA EN IFNI

  4. minombre es agapito espino caretero dijo:

    unsaludo para todos los que estubieron en sidi ifni en los años 1963.4 cumpliendo el servicio militar yo estube en lapolicia des tinado en la guardia del gobireno megustaria tener contasto con algunos compañero que estubieron en esos años en la policia mi direcion de correo era primera compañia puesto fijo y acontinuacion dire los nombres de algunos de mis compañoros de los que meacuerdo. RAUL AGILUS SANTIN .JOAN CERO OSORIO. PEDRO CONTRERA GERERO. LUIS COROMINA CROS .RAFAEL RAMOS GARCIA. ANTONIMURILLAS HUERTAS ROSENDO GRANADOS CORZA. JUAN LLAMAS PESCADA. Y YO AGAPITO ESPINO CARRETERO. sialguno lellese mi comentario le agradeceria que contastarais con migo

  5. Antonio luzon medina dijo:

    yo tambien estuve en sidi ifni, cuando la evaccuacion de ifni sali de alli el primer dia que se anuncio de la salida por tus propios medios, me marche acia Cadiz en un barco fletado por el ejercito para llevarse armamento, se llamaba el almirante lobo nos vinimos 207 soldados, 62 horas de barco hasta Cadiz casi sin comida ni agua pero las ganas de volver a la penisula lo supero todo. Saludos a aquellas personas que compartieron ese viaje y que aun puedan leer este comentarrio.

  6. Para Antonio luzon Medina
    Querido amigo Antonio yo iba en ese barco ALMIRANTE LOBO era marinero y además el despensero del barco no se si estabas en la bodega de proa donde vestido de cavo rojo le hice una broma a un soldado ( pequeña broma)
    Para que recuerdes yo era el que vendía las coca colas y fantas sacándolas en cajas de 24 a cubierta
    Recibe un saludo
    José Ramón. .(Santander)

  7. Antonio Luzon Medina dijo:

    Aunque ha pasado mucho tiempo, tengo en mi memoria todas las vivencias que tuve allí en esa época, lo recuerdo todo como si hubiese sido ayer, recuerdo perfectamente los nombre y las caras de las 16 personas que estábamos en la tienda 220 del campamento del año 1967, a algunos de ellos los he vuelto a ver, pero hay uno en especial que era muy amigo mío era de guipuzcoa, de cizurqui, Juan Jose Otaño Lavaca, me encantaría volverlo a ver.

Los comentarios están cerrados.